Por Pablo Arahuete

Germania (2012) es una propuesta audaz, sutil desde el punto de vista narrativo y con su propio universo y mirada muy particular, que por momentos la asocia con el tipo y estilo de cine del mejicano Carlos Reygadas más en lo que a tono se refiere y al distanciamiento entre la cámara y la acción.

El desarraigo y la pertenencia aparecen trabajados en esta ópera prima de Maximiliano Schonfeld, Germania, film que integrara la Competencia Internacional del último Bafici, sin grandilocuencia ni subrayados innecesarios para teñir al relato con un aletargante ritmo y una impronta visual muy personal, que siembra la información a cuentagotas para dejar que los personajes desde su silencio y el juego constante de miradas construyan la historia.


El protagonismo del relato recae en una familia alemana del Volga, en un campo de la provincia de Entre Ríos (de donde es oriundo el director), que debe abandonar sus tierras y su producción avícola para comenzar de cero en otro lugar dejando atrás toda una tradición y un pasado que parecía mucho más próspero que el presente opaco que se avecina y que llevó a la quiebra de la empresa familiar.

Brenda y Lucas (Brenda Krütli y Lucas Schel), ambos hijos adolescentes, deben acompañar a su madre viuda en el duro tránsito hacia lo incierto con la sensación de que cierta maldición los acompañará donde quiera que vayan.

La información que llega de manera ambigua sugiere la presencia de un virus que diezma la población de gallinas o el agua saturada de cloro.

Schonfeld se vale del recurso de la metonimia cinematográfica eligiendo metódica e inteligentemente qué partes mostrar para dejar el espacio de construcción del todo sin apelar a golpes de efecto y con la absoluta confianza en sus imágenes, aunque tampoco descuida los aspectos relacionados con los dos jóvenes en conflicto permanente al tener que abandonar su círculo de amistad y en el que se desliza cierto amor prohibido entre los hermanos, elementos dramáticos que aportan a la trama la tensión necesaria que sintoniza perfecto con el clima opresivo del film.

Germania es una propuesta audaz, sutil desde el punto de vista narrativo y con su propio universo y mirada muy particular, que por momentos la asocia con el tipo y estilo de cine del mejicano Carlos Reygadas más en lo que a tono se refiere y al distanciamiento entre la cámara y la acción.

Germania: Campo adentro 2Título: Germania
Director: Maximiliano Schonfeld
Intérpretes: Brenda Krütli, Lucas Schell, Margarita Greifenstein
Calificación
: Apta para mayores de 13 años
Género: Drama
Duración: 75 minutos
Origen: Argentina
Año de realización: 2012
Distribuidora: Pasto Cine
Fecha de estreno: 21/02/2013

Puntaje 7 (siete)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here