Por Pablo Arahuete

Los caballos, la tranquilidad de Córdoba, el campo, los viajes a Europa y la obsesión de filmarlo todo. Ese es el primer recuerdo de la realizadora Agustina Comedi sobre Jaime, un padre que tras una muerte accidental en 1999 -y doméstica- empezó a transformarse cuando a esas imágenes se les antepuso otra historia ligada al pasado y al silencio para no ser descubierto.

El cuerpo cayó del caballo minutos después del último fotograma registrado, pero nadie lo escuchó y Agustina tampoco. De repente, indicios, imágenes que en un montaje con mayor precisión encuentran un sentido diferente al de los afectos y revelan por un lado la militancia desde el movimiento LGTB cordobés y también la otra militancia política en el Comunismo mientras la vida sigue por otro lugar y los viajes acopian experiencias y muchas imágenes como la de El David en uno de los tantos itinerarios europeos que Agustina recuerda con cierta alegría o en una presentación de La Sirenita, algo más próximo al gusto de un niño que un museo de arte con tantas riquezas al alcance de la mirada.


El silencio es un cuerpo que cae: 1

Y así, en ese derrotero de descubrimientos y emociones, empiezan a aparecer personas, voces, amigos y muchas pequeñas revelaciones que terminan por definir a Jaime antes del silencio y a Agustina Comedi desde su rol de hija y cineasta, dispuesta a no esconder en su ópera prima absolutamente nada de esas historias de Jaime, su lucha silenciosa y sus múltiples rostros.

El silencio es un cuerpo que cae: 3

Título: El silencio es un cuerpo que cae
Título Original: Idem
Dirección: Agustina Comedi
Género: Documental
Clasificación: Apta mayores de 13 años
Duración: 72 minutos
Origen: Argentina
Año de realización: 2017
Distribuidora:  3C Films Group
Fecha de Estreno: 15/11/2018

Puntaje: 8 (Ocho)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here