Por Staff CineFreaks

Ya conocido el resultado y los premiados de este festival, no hay mejor despedida que dejar plasmada nuestra mirada sobre aquellas películas que se cruzaron en nuestro viaje. A continuación un repaso distinto.

Competencia Internacional de Largometrajes


Jurado integrado por Andrés Di Tella, Eloy Doínguez Serén, Debra Zimmerman.

La ciudad oculta (Víctor Moreno – 90 min. – 2018 – España)

Sinopsis Festival

Lo que podría tomarse como una aventura espacial, con seres extraterrestres y astronautas incluidos, es en realidad un trabajo revelador e impactante sobre ese otro mundo más cercano y misterioso que generalmente no vemos: el de los túneles subterráneos, las alcantarillas y tuberías que se extienden a través de cientos de kilómetros por debajo de calles y avenidas de cualquier ciudad moderna. Las enormes extensiones habitadas por operarios, cables, rieles y alimañas, sirven al director como escenario para desplegar un viaje sensorial y perceptivo tan atrapante y ambiguo como un sueño.

7FIDBA: Algunas de las ganadoras del palmarés con nuestra mirada 1

Reseña por Pablo Arahuete

Propuestas como La ciudad oculta realzan el valor de la imagen cuando existe una idea cinematográfica detrás y esa premisa de generar un universo de lo desconocido es el principal activo de la película. No tanto por tratarse de un mundo subterráneo sino por la expresa entrega a los sentidos para hacer del visionado una experiencia sensorial con la fuerte presencia de los sonidos entre la oscuridad, la luz y el intrigante sonido del mundo en las alcantarillas que por momentos habilita el cruce con cualquier clima o atmósfera para una ficción de género.

Competencia Latinoamericana

Jurado integrado por Ángel Santos Touza, Eduardo Machuca, Lucrecia Cardoso.

Los sueños del castillo (René Ballesteros – 72 min. – 2018 – Chile/Francia)

Mención especial del jurado

Sinopsis Festival

El segundo largometraje de René Ballesteros (La quemadura) transcurre en un centro de detención juvenil de régimen cerrado. Antes de que podamos ingresar como espectadores en la lógica cotidiana del reclusorio el realizador se centra en un diálogo entre internos que marcará dos claves del relato: por un lado, está la conversación en sí, que girará en torno a sus pesadillas recurrentes; mientras que por el otro está omnipresente el tremendo sonido de las pesadas puertas de metal cerrándose, que subrayan la sensación de aislamiento. El clima onírico de extraña belleza generado por el trabajo plástico de Ballesteros, será el contexto ideal para este duro relato.

7FIDBA: Algunas de las ganadoras del palmarés con nuestra mirada 2

Reseña por Pablo Arahuete

Resulta interesante el punto de partida elegido por el realizador chileno para escapar del lugar común de todo documental centrado en el ámbito carcelario, inclusive el de los menores o llamados delincuentes juveniles. La cámara consigue captar de inmediato los diálogos y eclipsar la acción al valor del relato de pesadillas recurrentes y sueños que atrapan y encierran al igual que todo este penal cerrado, construido en territorio donde existía un cementerio indio. Desde las palabras de cada uno de los reclusos, el repaso por su propia historia a modo de anécdota, la muerte ronda a cada paso ya sea como parte de un espectro que llega para castigar o simplemente como recuento de una conducta devenida asesinato y por ello reclusión. La belleza visual es el plus de esta merecida mención.

Competencia Argentina

Jurado integrado por Francisco Venegas, Marcelo Altmark, Sandra Giugliotta.

Silvia ( María Silvia Esteve – 103 min. – 2018 – Agentina)

Sinopsis Festival

Un personalísimo ensayo de exhumación y autopsia audiovisual donde la intervención de las imágenes –congeladas, blureadas, ralentizadas- se vuelve el escalpelo con que la directora escarba en la trágica biografía de su madre Silvia. Detrás de la pantalla, la cineasta y sus hermanas conversan, callan y disgregan sobre los recuerdos que despiertan esos videos caseros en un intento por reconstruir una vida marcada por la relación violenta con un esposo diplomático, los problemas psicológicos y el consumo de drogas prescriptivas. Una vida digna de un oscuro melodrama y que, de alguna manera, es también la de ellas.

7FIDBA: Algunas de las ganadoras del palmarés con nuestra mirada 3

Reseña por Pablo Arahuete

A veces en el cine las historias tienen finales felices pero en la mirada sobre videos hogareños también se pueden encontrar rostros distendidos y un clima festivo, parecido al de una película. Sin embargo, sumergirse en lo que la imagen no muestra, en la parte oculta de una historia, implica desentrañar una madeja de situaciones dolorosas, reproches a destiempo y un sinfín de interpelaciones propias y ajenas. Esa es la fuerza de este valiente documental y su manera de abarcar tanto el terreno de lo personal, lo familiar, como el reconocimiento de asignaturas pendientes de enorme peso dramático y con una carga emotiva y psicológica gigante. No hay catarsis que domine el relato, simplemente la necesidad de entender, comprender, perdonar, sanar, y compartir bajo un abanico de recursos narrativos utilizados de manera expresiva e inteligente.

El hijo del cazador (Federico Robles y Germán Scelso – 65 min. – 2018 – Argentina)

Mención Honorífica

Sinopsis Festival

El padre de Luis Quijano fue uno jefe del ex centro clandestino La Perla, Córdoba, uno de los más grandes que funcionó durante la última dictadura militar. Hoy, alejado de su círculo familiar y luego de tomar consciencia de la ideología con la que fue educado, el hijo del torturador inicia una búsqueda de las actividades atroces que provocó su progenitor. Sin embargo, el documental no está exento de polémicas. En su adolescencia, el protagonista recuerda haber colaborado en la destrucción de documentos e información valiosa sobre las personas torturadas y desaparecidas lo que pone en cuestión también su lugar en la historia.

7FIDBA: Algunas de las ganadoras del palmarés con nuestra mirada 4

Reseña por Pablo Arahuete

El valor de este documental es extra cinematográfico. Basta con escuchar en cámara la historia de su protagonista para recuperar la memoria y reflexionar acerca de una etapa histórica argentina sobre la que quedan muchísimas aristas por recorrer, incluída la autocrítica por parte de algunos sectores que reivindican acciones polémicas.

Diablo viejo (Sol Cifuentes y Maximiliano Monzón – 77 min. – 2018 – Argentina)

Primera Mención

Sinopsis Festival

La primera vez que se filmó Diablo Viejo, Maxi y Sol todavía estaban juntos. El documental adquiría la forma de la road movie para seguir de cerca la búsqueda del pueblo santiagueño Los Linares, lugar de nacimiento del abuelo de la codirectora y que parece haber sido borrado por completo de los mapas. Sin embargo, a medida que el rodaje se extendía en el tiempo, la relación entre ellos se fue resquebrajando al punto tal que cada uno siguió su vida por separado. Tiempo después los realizadores vuelven a la ruta para filmar la película fallida por segunda vez pero el objetivo principal se desvía dando como resultado el desentierro involuntario de lo que fue esa historia de amor.

7FIDBA: Algunas de las ganadoras del palmarés con nuestra mirada 5

Reseña por Pablo Arahuete

Si bien la idea de exponer el artificio cinematográfico o jugar con la enunciación hasta los límites no es novedosa, la originalidad de esta propuesta dirigida por una dupla consiste en la creatividad para llevar la historia hacia lugares insospechados, con el equilibrio necesario entre lo lúdico, el humor y la falta de solemnidad, sin perder el eje de la emoción, del botón de la nostalgia y con la suficiente convicción de saber a dónde se tiene que llegar para que la idea cobre sentido y no se disuelva en una proclama de buenas intenciones.

El lugar de la desaparición (Martín Farina – 66 min. – 2018 – Argentina)

Segunda Mención

Sinopsis Festival

La muerte de la madre de los Markus despierta una grieta en la relación entre los cinco hermanos y el padre de la familia, un anciano que no tiene ni voz ni voto en las decisiones que se disputan de aquí en adelante. El realizador Martin Farina apela al uso e intervención de material de archivo -desde grabaciones en VHS, audios, fotografías- a la vez que decide filmarlos en la actualidad, lo que permite por momentos que se filtre la ficción al hacerlos reinterpretar esas mismas imágenes. El contraste entre un pasado idílico y un presente afectado por las desgracias y el olvido adquieren una forma abstracta, difusa, que hablan también de una historia difícil de reparar.

7FIDBA: Algunas de las ganadoras del palmarés con nuestra mirada 6

Reseña por Pablo Arahuete

El ocaso del patriarcado es el reflejo de la descomposición de esta familia concentrada en la puja invisible entre los hermanos y un padre, quien al haber quedado sin el sostén de su esposa pierde todo tipo de control sobre la casa familiar; sobre el presente de ese territorio atestado de fantasmas, objetos pertenecientes a una época que llega al espectador a partir del recurso de materiales de video hogareño. El video hogareño ha sido uno de los principales elementos utilizados para indagar pasados y conductas de familias, revelar secretos y en este caso la propuesta de Martín Farina habilita el recurso de la ficción para crear personajes que contrasten con aquellas imágenes de archivo familiar, con la jocosidad de las fiestas, puliendo cada detalle para crear un ámbito completamente simbólico que hace de cada espacio vacío un rincón para la ausencia.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here