Por Diego Martínez Pisacco

Con resabios de Matrix y Blade, por fin llegó a la cartelera porteña la ópera prima de Len Wiseman que narra una guerra entre lobizones y vampiros. Limitada y menor, no deja de ser un pasatiempo divertido…

Inframundo: Con su blanca palidez 3


En una época –lejanísima, lo admito- al cine fantástico le alcanzaba con un solo monstruo para generar adrenalina en la audiencia: según el caso, el villano de turno podía ser la momia, Frankenstein, el hombre lobo o el mísmisimo conde Drácula. Cada uno de ellos poseía un peso específico determinado y la suficiente seducción como para capturar la atención de la fiel congregación de adictos al género. Paulatinamente, estos mitos fueron cayendo en decadencia por la insistencia de los productores, que los exprimieron con fines comerciales hasta límites indecorosos. Como en la actualidad el terror no está bien visto, algunos realizadores tan audaces como irrespetuosos han concebido una suerte de nuevo e híbrido sub-género que se nutre de la aventura pura en la que aquellos vetustos personajes del imaginario popular reviven para delirio de algunos nostálgicos empedernidos. La diferencia es que ahora vienen todos juntos, en el mismo paquete, pero con las consignas cambiadas: en lugar de asustar, es mejor divertir. Este criterio fue aplicado exitosamente por Stephen Sommers con La momia (Agua viva, del mismo realizador, podría considerarse como un antecedente más que válido) y con la reciente Van Helsing. A la lista acaba de sumarse la largamente esperada Inframundo, que mezcla vampiros con lobizones en una estética con resabios de Matrix. Desechado de antemano cualquier vestigio de originalidad, la ópera prima de Len Wiseman resulta un entretenimiento digno de verse por su ritmo impecable y algunas escenas de acción indudablemente impactantes.

Inframundo: Con su blanca palidez 4La bellísima e impávida Kate Beckinsale es Selene, una vampira de armas tomar en perpetua guerra contra los licántropos, a quienes culpa del asesinato de su familia. Los compañeros de la solitaria Selene son liderados por el aristocrático –en verdad, todos ellos están caracterizados como tales- Kraven (Shane Brolly), quien desea a la morocha para sí (no es ningún gil el cheto) con tanto ahínco como para rechazar a la infartante rubia Sophia Myles (¡dejate de joder, querido!). La trama se dispara –adecuada palabra por el contexto argumental- cuando Selene descubre que el clan de los hombres lobos persigue a un humano, Michael (Scott Speedman, de la serie Felicity), en cuya sangre estaría la clave que permitiría la fusión de ambas razas. Para que esto no suceda es despertado de su letargo el más poderoso de los no-muertos, Viktor (Bill Nighy, excelente como siempre). Sepultado por los conflictos políticos internos y las bajas que se van produciendo en sendos bandos con cada enfrentamiento, tímidamente surge una “ondina” entre Selene y Michael. Nada demasiado importante, claro, porque para desarrollar esa relación ya habrá tiempo en la secuela a filmarse el próximo año.

Inframundo le debe tanto a Matrix en su concepción estética que debería aparecer algún Inframundo: Con su blanca palidez 5agradecimiento a los hermanos Wachowski en los créditos. La ropa de cuero (Kate la luce como jamás podría Carrie-Anne Moss y el contraste con su blanca palidez la acerca a la figura de alguna divinidad), la fotografía sombría y la coreografía de tiroteos y peleas remite hasta cierto punto a la obra ya mencionada. No hablo de plagio porque no lo hay. Sí una influencia muy fuerte. Con las innumerables películas de similar estilo que se hacen hoy día… ¿habrá un público para Inframundo? Aunque el miedo brille por su ausencia –el tono es más a lo Blade: cazador de vampiros que otra cosa-, yo creo que sí. Pero seamos realistas: en pleno siglo XXI esto es lo más parecido al terror que un estudio de Hollywood se anima a producir. Con toda la tristeza del mundo hay que asumirlo…

Inframundo: Con su blanca palidez 2Título: Inframundo
Titulo Original: Underworld
Director: Len Wiseman
Género: Acción, Fantasía, Thriller
Intérpretes: Kate Beckinsale, Scott Speedman, Michael Sheen, Sophia Myles, Shane Brolly y Bill Nighy
Duración: 121 minutos
Origen: Alemania, Estados Unidos, Hungr, Inglaterra
Año Realización: 2003
Calificación: Apta para mayores de 13 años, con reservas
Distribuidora: Fox
Fecha Estreno: 20/05/2004

Puntaje 7 (siete)

2 COMENTARIOS

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here