La vida de la cuentista e ilustradora infantil inglesa Beatrix Potter (1866-1943) hubiese sido más apropiada de desarrollar en un documental antes que en un largometraje con actores. Miss Potter se concentra en su exitosa carrera literaria mientras paralelamente se pone de manifiesto una tardía rebeldía ante el férreo control patriarcal -que aún determinaba el Miss Potter: 40 dibujos ahí en el piso 3destino de sus hijos arreglando matrimonios por conveniencia e impidiendo el libre albedrío no sólo en cuestiones sentimentales-. Por eso la historia de amor entre Beatrix (la cada vez más histriónica Renée Zellweger) y su editor Norman Warne (un extraordinario Ewan McGregor) presenta la más profana de las oposiciones vistas en el cine y la televisión desde que uno tiene uso de razón. Si su relación -enteramente platónica dadas las circunstancias bajo las cuales fue gestada- conmueve de a ratos hay que agradecérselo a la pareja protagónica (ya se lució en la comedia de 2003 Abajo el amor), que contagia sinceridad y se encarga de transmitir cada una de las emociones por las que atraviesan sus respectivos personajes sin dar ni un paso en falso.

Aparentemente, el director australiano Chris Noonan no se percató de que al último acto de la película le estaban faltando conflictos. Tras llegar a un clímax la trama principal que involucra a Beatrix y su amado caballero victoriano, se siguen los acontecimientos de la última media hora con más resignación que regocijo. El guionista Richard Maltby Jr. continúa escribiendo allí donde la línea argumental debería darse por concluida. Como si no fuera suficiente con esto, previo al desfile de créditos aparecen unas placas informativas que prosiguen tirando data francamente irrelevante sobre la escritora. Lo más importante ya había sido condensado en los dos primeros actos. El restante es un bonus track insípido que le resta puntos al filme (por otra parte, apenas discreto).

El segmento más interesante de Miss Potter instruye sobre la ríspida educación de Beatrix y su hermano menor Bertram y da cuenta de sus inicios en la fabulación de cuentitos con animales de granja (sus favoritos eran los conejos) mediante unos breves y coloridos flashbacks. En tiempo presente, la obsesión de su madre por casarla al mejor postor, el descreimiento general en su talento como dibujante, el coqueteo sutil con Norman y el progresivo e inclaudicable rechazo a los mandatos paternos –un poco tarde, decíamos antes, pues ocurre luego de cumplidos los treinta y dos años-. Un personaje que no aporta Miss Potter: 40 dibujos ahí en el piso 4demasiado en términos dramáticos pero ayuda mucho como sostén anímico a la pareja es Millie, hermana de Norman, que viste con traje de hombre en una época en la cual no se permitían tales excentricidades. Emily Watson, una actriz grandiosa, excede largamente con su mera presencia las posibilidades que le brinda un rol rico en matices al que ni el autor ni el realizador le brindaron la chance de profundizar. Deberían haberlo hecho. Cuando la Watson aparece en escena es imposible dejar de mirarla. La homosexualidad femenina está implícita en la obra; sin embargo, nadie se hace cargo de nada. Como si existiera el temor de ensuciar la imagen de doña Potter. ¿O será que tengo la mente podrida?


Noonan ha procurado investir a su filme con un tono de cuento de hadas que funciona a medias porque no se atreve a plasmar de una manera más radical el mundo interno de su protagonista (no es suficiente con que Beatrix hable con sus dibujos o que en ocasiones éstos cobren vida como apuntalándola a seguir adelante pese a todo). Irónicamente, a Miss Potter le falta algo que le sobraba a la verdadera: simple y pura imaginación. Noonan tiene las herramientas pero no sabe cómo usarlas. Eso sí que es trágico.

Miss Potter: 40 dibujos ahí en el piso 2Título: Miss Potter.
Título Original: Idem.
Dirección: Chris Noonan.
Intérpretes: Renée Zellweger, Ewan McGregor, Emily Watson, Barbara Flynn, Bill Paterson, Matyelok Gibbs, Lloyd Owen y Anton Lesser.
Género: Biopic, Drama.
Clasificación: Apta todo público.
Duración: 92 minutos.
Origen: Reino Unido.
Año de realización: 2006.
Distribuidora: UIP.
Fecha de Estreno: 31/01/2008.

Puntaje: 5 (cinco)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here