IMPORTANTE: LA SIGUIENTE CRITICA CONTIENE SPOILERS

Por Giuliana Bleeker

A dos años de iniciada la tercera trilogía de la saga galáctica más grande de todos los tiempos, un nuevo y ansiado episodio ha aterrizado en las salas para alegría de varias generaciones. De la mano del director Rian Johnson (Brick; Looper), la película continúa ahí donde El Despertar de la Fuerza (2015) nos había dejado, con el imperio galáctico arrasando l la Resistencia y la joven Rey (Daisy Ridley) dispuesta a combatirlo con la ayuda del mítico maestro Luke Skywalker (Mark Hamill), que ahora permanece exiliado. Una aventura espacial que se aleja un poco de la fórmula clásica y que ya ha abierto la polémica entre los fanáticos del universo creado por Geoge Lucas.


Es menester admitir que los diseñadores de los tráilers de Star Wars tiene una destacada habilidad para engañarnos y hacernos creer una historia totalmente diferente. Nuevamente, nuestras conjeturas acerca de lo que podría llegar a pasar no han tardado en caerse. Quienes pensaban que Episodio VIII seguiría la línea de El Imperio Contraataca han sido sorprendidos por un Johnson que no teme tomar riesgos, a pesar de que estos puedan atentar contra la esencia de la saga. El cineasta de 43 años al que Disney le ha hecho entrega de un cheque en blanco para que conduzca la próxima trilogía una vez estrenado el Episodio IX, le imprime su personalidad y una buena cuota de extravagancia a la cinta. Incluso, agrega características sobre la Fuerza que ponen en cuestionamiento todo lo que pretendíamos saber hasta ahora.

Con respecto a la narrativa, hay varios puntos para analizar. En primer lugar, se debe tener en cuenta que esta película posee varias subtramas, algunas menos interesantes que otras, que hacen que, en comparación con su antecesora, ésta no resulte tan redonda. Secuencias como el entrenamiento de Rey, que requerían más tiempo y profundidad y otras como la misión de Finn y Rose (John Boyega y Kelly Marie Tran), que más allá de presentarse entretenida, se roba varios minutos de pantalla innecesariamente.

Otro aspecto negativo ha sido la utilización exacerbada e inoportuna del tradicional humor de la compañía del ratón. Es cierto que en Episodio VII ya habíamos sido testigos de esta alteración, pero en esta oportunidad los pasos de comedia al estilo Marvel aparecen hasta en los momentos más tensos de la trama, impidiendo la conexión del público con esa emoción tan conmovedora y épica que trasmiten las películas de Star Wars.

La inverosimitud en tres escenas muy puntales es otro de los errores que hasta el fanático más obsecuente le es imposible justificar. Uno de ellos pertenece a la escena en que la flota rebelde es atacada por la maquinaria de la tropa imperial y la General Organa (AKA Princesa Leia) sale despedida en el espacio. Lo que todos suponíamos que sería el final del personaje tras el fallecimiento de Carrie Fisher, para ella no fue más que un rasguño. Leia regresa a la nave gracias a la Fuerza y sin movérsele un pelo. Luego de ver esta secuencia cuesta no imaginarse a Johnson cual modelo argentina diciendo “lo dejo a tu criterio”.

La segunda escena la encontramos cuando Kylo Ren (Adam Driver) entrega a Rey al Líder Supremo Snoke. Un villano del que no conocimos absolutamente nada salvo sus breves demostraciones de poder sobrenatural es asesinado por Kylo de una manera totalmente absurda. ¿Dónde está la supremacía?

La última tiene que ver con el linaje de Rey. Entendemos que uno de los mensajes de la película es que aquellos que a simple vista parecen no ser importantes, pueden lograr cambiar la historia. Pero esto no explica ni la capacidad de Rey para combatir con un sable y superar a Kylo ni las insinuaciones que Maz (Lupita Nyong’o) le había hecho acerca de su pasado en Episodio VII. La hipótesis de que Rey sea una Skywalker queda por demás descartada.

En cuanto a los personajes, las interpretaciones son magníficas y Adam Driver logra destacarse luego de una dudosa actuación en El Despertar de la Fuerza. Las nuevas incorporaciones cumplen con su cometido, aunque teniendo una actriz de la talla de Laura Dern se la podría haber explotado un poco más, pero en general se muestran todas correctas. Las apariciones de Carrie Fisher conmueven con solo ver su cara y aquella última escena de Luke desde la isla mirando el atardecer con sus dos soles como en Tatooine es sencillamente estremecedora.

Star Wars: Los Últimos Jedi 1

Para los espectadores que busquen despliegue de acción, esta película no pasará de largo. Además de ser visualmente atractiva y otorgar una paleta de colores distinta, donde sobresale el color rojizo que pudimos ver previamente en los pósters promocionales, la cinta exhibe batallas magistrales con la presencia del Halcón Milenario que corona el viaje.

Por último, es sumamente importante la reflexión que introduce Johnson acerca del bien y el mal. El papel de Benicio del Toro dejando en claro que tanto los rebeldes como los imperiales compran armas a la misma clase de explotadores, sirve para ponerle fin a esa dualidad. La inimaginable intervención del maestro Yoda también contribuye a evidenciar los fracasos de la religión Jedi y pasar a otra página.

En resumidas cuentas, Star Wars: Los Últimos Jedi es un filme visual y climaticamente distinto, entretenido y con algunos giros de guion. Por más que presente varias inconsistencias encantará a los adeptos de la franquicia, los cuales pagarán más de una vez su entrada para verla en pantalla grande. Como debe ser.

Star Wars, el último Jedi: Mucho más que un juego de niños 1Título: Star Wars: Los Últimos Jedi
Título Original: Star Wars: The Last Jedi
Dirección: Rian Johnson
Intérpretes: Daisy Ridley, Mark Hamill, Carrie Fisher, Adam Driver, John Boyega, Óscar Isaac, Anthony Daniels, Laura Dern, Benicio del Toro, Kelly Marie Tran
Género: Fantasía, Aventura
Música: John Williams
Clasificación: Apta para mayores de 13
Duración: 152 minutos
Origen: Estados Unidos
Año de realización: 2017
                                            Distribuidora: Buena Vista
                                            Fecha de Estreno: 14/12/2017

                                            Puntaje: 8 (ocho)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here