Por Pablo Arahuete

Hay un mundo simbólico siempre detrás de un relato. Una realidad mucho más esquemática que aquella que pueda dar cualquier interpretación sobre un hecho. En definitiva, la subjetividad siempre transforma la realidad y entonces el primer dilema acerca de hasta dónde conviene avanzar o fluir conforme a la mirada de otro se presenta como punto de partida en todo documental.

Si a eso le agregamos un interés por una historia de vida, atravesada de matices, contradicciones, decisiones extremas y sintéticamente rodeada de clarososcuros, el equilibrio entre lo simbólico y lo real se ve sumamente alterado. Eso no significa, sin embargo, falsear los hechos sino exponer aquellas singularidades que se salen de lo conocido, que no persiguen otra cosa que dejar reflejada la voz de quien mira. Esa es la virtud pero a la vez el defecto de El Señor de los Dinosaurios, dirigido por Luciano Zito.


El Señor de los Dinosaurios: El Cristo tallado. 1

Sin spoilear el desenlace de este opus del director de Rawson, una muestra a escala de la abismal diferencia entre la escultura de un dinosaurio y su propio creador, Cacho Fortunsky, diminuto y solo ante la inmensidad de su pieza, una de las que forman parte del Parque de la Prehistoria de Eduardo Castex, en La Pampa. La primera imagen se conecta con la historia del autodidacta y artesano Cacho, el Sistema gigante y la poca presencia del hombre frente a ese monstruo grande que pisa fuerte, parafraseando a León Gieco. Cacho eligió la vía delictiva durante gran parte de su vida en señal de protesta más que por necesidad y tras las estadías carcelarias y sus intentos de reinserción social -frente al indiferente dinosaurio sistema- descubrió el don de la artesanía y la terapia espiritual para la creación, así como una capacidad extraordinaria para el dibujo y el trabajo.

Su testimonio a cámara narra sus peripecias tanto como delincuente en etapas intermitentes desde el ABC de toda experiencia que implica robos y fugas de la ley. Pero también desde su rol de artista, aspecto que al propio Zito le atrajo para romper con la mirada estigmatizante de los medios y de gran parte de la sociedad respecto a la delincuencia y sus consecuencias.

Entre esas zonas grises transita el documental de Luciano Zito y deja abierta la puerta por lo menos a la polémica entre aquellos que consideran al garantismo como una manera viable de reinserción de personas que delinquen y aquellos otros que prefieren la aplicación irrestricta de la ley y el castigo como escarmiento social, sin sopesar las causas que condujeron al delito en muchos casos.

Tal vez la evidente empatía del autor con su protagonista deja manifiesta la posición de antemano y el acortamiento de la distancia objetiva, aunque es sabido que eso es tan imposible de lograr al momento de elegir qué aspecto de la realidad se recorta y cuál se magnifica.

El Señor de los Dinosaurios: El Cristo tallado. 3

Título: El Señor de los Dinosaurios
Título Original: Idem
Dirección: Luciano Zito
Intérpretes: Cacho Fortunsky
Género: Documental
Clasificación: Sin definir
Duración: 82 minutos
Origen: Argentina
Año de realización: 2017
Distribuidora: Independiente
Fecha de Estreno: 21/06/2018

Puntaje: 6 (seis)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here