Por Pablo Arahuete

A Mariano Slutzky no lo moviliza de la misma manera que a su primo y director Shlomo Slutzky la búsqueda de la verdad sobre la desaparición de su padre, Samuel Slutzky. Judío, peronista y montonero, son tres palabras que unen la historia como hijo, quien tuvo que vivir en el exilio de Europa y a quien la familia paterna jamás contuvo ni apoyó. Para Shlomo enterarse sobre Samuel y esa historia vedada, esos secretos arrastrados por la inercia del olvido, implica otro tipo de camino, un vínculo desde lo emocional con el distante Mariano, quien muy a regañadientes, acompañado por sus hijas, decide sumarse al colectivo de las víctimas de desaparecidos, prestar testimonio ante la justicia y revivir esa atroz dictadura, que tuvo su enorme impacto en la familia cuando tuvieron que escapar con su madre.

Si hay una idea raíz de este opus dirigido por Shlomo Slutzky y Daniel Burak, sin lugar a dudas la memoria y la necesidad de una reparación histórica alejan cualquier tipo de preguntas al confrontar con los vaivenes emocionales de Mariano. Para él, la falla mayor radica en las décadas de indiferencia de sus familiares, sobre todo de uno de los hermanos de su padre, quien no estuvo a la altura y ahora pretende interpelar para dar vuelta la página, aunque no alcanza con un pedido de disculpas ante tanta agua que pasó bajo el puente entre el exilio, el regreso a Argentina post dictadura, el pasado militante de Samuel y el presente de reunión con recuerdos difusos, retazos  de historias que se saben a medias y esa ineludible sensación de justicia tardía propia de este bendito país.


Disculpas por la demora: Ni olvido ni perdón, simplemente reparación. 1

Y ligada a la falta de justicia por los crímenes de lesa humanidad se encuentra la impunidad de quienes los perpetraron, atada a los cabos de la complicidad de los gobiernos, la clase política toda y por supuesto el sistema judicial. Desde ese lugar, cobra sentido otra arista que descubre Shlomo y que se enlaza con Israel, refugio de torturadores de la dictadura argentina como el nefasto personaje que descubre el director para llamar la atención de Mariano en su búsqueda personal de justicia y en su doloroso reencuentro con un padre ausente y una familia casi en la misma sintonía que aquel.

Disculpas por la demora: Ni olvido ni perdón, simplemente reparación. 3

Título: Disculpas por la demora
Título Original: Idem
Dirección: Shlomo Slutzky y Daniel Burak
Intérpretes: Shlomo y Mariano Slutzky
Género: Documental
Clasificación: Apta mayores de 13 años
Duración: 96 minutos
Origen: Argentina- Israel
Año de realización: 2018
Distribuidora: Machaco Films
Fecha de Estreno: 13/09/2018

Puntaje: 6 (Seis)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here