El realizador chileno Roberto Doveris nos concedió esta entrevista en la quenos introduce en el sugestivo universo de su película Las plantas, el movimiento se demuestra filmando.

poster las plantasPablo.E.Arahuete: Uno de los personajes de tu ópera prima se encuentra inmóvil pero sus ojos se mueven, ¿cómo ponerle imágenes al no movimiento?

Roberto Doveris: -Durante la preproducción de la película tuvimos una asesoría con una enfermera de pacientes en estado vegetal, ella nos explicó que existían múltiples matices en cada paciente, incluso algunos pueden tragar, por ejemplo, otros respiran normalmente, otros tienen movimientos de ojo… casi que cada daño cerebral es distinto, afecta distintas zonas, el cerebro es muy impredecible. En el caso del personaje de Sebastian no quisimos responder la pregunta sobre si él está despierto o no, hasta cierto punto creemos que no se puede responder y esa es la angustia de su hermana Florencia, por eso quisimos dar ciertos atisbos de que él podría volver a despertar en un futuro hipotético. Creo que el camino que Florencia recoŕre durante la película es esa misma pregunta… cómo ponerle movimiento a un vegetal, cómo dotarlo de deseo, de sensorialidad, cómo conectar con él. Para mí el comic funciona como un puente entre ellos dos, y me interesa mucho poder retratar cómo una ficción podría resignificar la relación con su hermano y con ella misma.


P.E.A: ¿Qué influencias del lenguaje del comic te resultaron atractivas para construir tu película?

Roberto Doveris: -Los comics de Salvador Sanz fueron una inspiración permanente, su forma de relacionar el mundo conocido con lo fantástico, lo místico o con la ciencia ficción, fue realmente una puerta de entrada para poder abordar esta historia. Creo que en general el comic es lo cinematográfico en su quintaescencia, para mí fue la posibilidad de hablar de la ficción desde el propio cine, sin que fuera una película sobre el cine o sobre la literatura. Creo que el comic abre espacios que en algún punto, y con todas sus limitaciones, es más libre que el cine.

las plantas fotis 2P.E.A: ¿Cómo fue el trabajo con los actores y sobre todo  con el que interpreta a Seba, privado del movimiento de su cuerpo?

Roberto Doveris: -Para Mauricio Vaca fue un desafío tremendo, porque hacer peso muerto e interactuar con otro actor es complicado, es resistirte a todos los movimientos instintivos y naturales, desde pestañear hasta tener equilibrio. Además creo que también debe haber sido intenso tener tan poco rango de acciones para poder interpetar, sin diálogos y sin movimientos. Creo que fue muy generoso de su parte el haberse sumado al proyecto, trabajar con él siempre fue un diálogo enriquecedor, porque además como actor es super inteligente y resolvía cosas en el set de manera muy rápida. Con los demás actores se dio algo similar, después de la película nos transformamos en un grupo de amigos, de hecho tenemos un grupo de whatsapp donde estamos constantemente escribiéndonos.

P.E.A: Un elemento que aparece en primer plano en el relato es el uso de redes sociales con fines eróticos, ¿cómo se insertan hoy en el cine los discursos que responden a nuevos modos de comunicación y en los que el contacto físico se reemplaza por la fantasía de la mirada?

Roberto Doveris: -Es verdad que el poder de la mirada tiene mucho de lo virtual, pero no podemos olvidar que viene del cine mismo. Me gusta pensar en el cine como un dispositivo que pone en marcha pulsiones, que pone en movimiento el deseo… el deseo de ver en este caso. El espectador de cine está invisible en la oscuridad y busca poseer la pantalla con su mirada, me parece algo muy sensual y físico, así como también fantasmal. Creo que todo eso está en “Las plantas” de alguna manera.

Con las nuevas tecnologias, que están muy presentes en la película, creo que estamos más conscientes que nunca del poder de la mirada, y eso me parece interesante. Me parecía interesante en la medida que podía politizar el discurso, podía subvertir los cánones y transformarse en un arma de empoderamiento para el personaje. Lo digo porque ese fue uno de los objetivos en la pelicula, que la muchacha se empoderara a través de esta dinámica virtual, de recuperar un poco del poder que le ha sido arrebatado en casi todos los otros aspectos de la vida, y lo hace a través de su propia sexualidad. Para mí ahí es cuando la mirada femenina emerge, y si eso le ha parecido a la crítica que es algo fresco y renovador, es porque el cine es muy machista en ese sentido, el desnudo femenino se ha naturalizado (o venía ya naturalizado desde las otras artes) mientras que el desnudo masculino es mucho más tabú.

fotis las plantas 4P.E.A: ¿Cómo trabajaste desde la puesta en escena con los metadiscursos que te propuso la introducción del comic Las plantas?

Roberto Doveris: Como te decía, para mí la inclusión del comic es una cuestión política, sobre cómo yo creo que es la relación entre la realidad y la ficción. Usualmente pensamos que la ficción es una representación de la realidad, y en el cine la realidad siempre ha sido una cuestión gravitante, ética, incluso ontológica mediante Bazin. Yo lo veo de una manera inversa, creo que la ficción también modela la realidad, la visión de mundo que tenemos en nuestra vida cotidiana está mediada por las ficciones que hemos consumido, por la transacciones que hemos hecho con historias, personajes, realidades imaginadas. Ese poder de la ficción me parece maravilloso, por eso hago ficción, por eso creo en la imagen.

P.E.A: ¿Cuál es tu expectativa en el BAFICI tras tu paso por la Berlinale?

Roberto Doveris: -Para nosotros era muy importante estrenar en Argentina. A pesar de ser una película chilena, está protagonizada por una cantante argentina y los comics fueron dibujados por Salvador Sanz, que también es de Buenos Aires. Nuestra relación con Bafici viene desde el BAL, donde pasamos dos veces, primero como laboratorio de proyecto y luego como work in progress, era completamente natural volver al festival y compartir con la gente de acá la película terminada. Es un orgullo.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here