Por Pablo Arahuete

Personajes rotos, emocionalmente. La Patagonia como escenario ideal para la soledad y también para el reencuentro de dos solitarios, puntales que demarcan las directrices del nuevo opus de Juan Pablo Martínez, Emma, que cuenta con las excelentes actuaciones de Sofía Rangone y Germán Palacios. En esta entrevista con el director te contamos algunos detalles sobre este misterioso y profundo film que se exhibe en el Malba y que a partir de mañana asume el desafío de la cartelera de los jueves.

Pablo E. Arahuete:-  ¿Te resultaba funcional para una historia donde se cruzan dos personajes solitarios los paisajes patagónicos  teniendo en cuenta esa soledad de la geografía?


Juan Pablo Martínez:Desde el principio tuve la imagen de una mujer accidentada y sangrando en la nieve en el medio de la Patagonia sola y desconectada de todo y de todos. Luego por unas imágenes que tomó el director de fotografía, Adrián Lorenzo, sobre la mina de Río Turbio me interesó indagar más en la vida de esas personas que sufren un trabajo tan peligroso para su salud y que fueron solos hacia ese lugar a trabajar desde diferentes puntos del país. Es un lugar que sin la mina no tendría razón de ser. Entonces me imaginé cómo podrían cruzar sus caminos estos dos personajes solitarios y rotos en varios sentidos por lo que el paisaje desolado de las afueras de Río Turbio y toda su densidad fue lo que me inspiró a relatar las vidas de Juan y Anna.

Entrevista a Juan Pablo Martínez: Hay mucho de mí en esta película. 2

P.E.A.:- ¿Desde qué perspectiva construiste al personaje de Anna teniendo en cuenta su condición de extranjera y la ausencia de lenguaje verbal?  

Juan Pablo Martínez:Anna es una persona sola y quebrada que se encuentra vagando a su suerte por un lugar que no conoce y sin poder establecer comunicación con nadie, no sólo por el idioma sino también porque su desgarro es tan profundo que decide en cierta forma desconectarse. Por lo que componer el personaje fue una construcción de mucho detalle, de indagar en conflictos internos y cómo estos afectaban su forma de moverse, de mirar, de vestirse. 

P.E.A.:- ¿Cómo fue  el trabajo con Sofía Rangone ?

Juan Pablo Martínez: -A Sofía ya la conocía por haberla dirigido en teatro pero en esta oportunidad trabajamos de manera diferente y buscando cómo lo interior se traducía en algo palpable para la cámara. Fue un trabajo muy rico de comunión actriz-director, de confiar en que sus ojos iban a poder traducir todo el vendaval emocional por el que pasa Anna.  Escena por escena trabajábamos junto con el coach actoral, Juan Alvarez Prado y con la actriz, los diferentes estados del personaje y la forma de llegar a ellos: con determinada música, perfumes y estímulos visuales. Y al llegar al rodaje, las locaciones y los imponentes paisajes naturales completaron el trabajo que venía haciendo en los ensayos, dándole el toque final al armado de Anna.

Entrevista a Juan Pablo Martínez: 1

P.E.A.:- ¿Qué le pediste puntualmente a Germán Palacios a la hora de someter a su personaje a los deterioros físicos ocasionados  por la alta exposición en la mina de carbón?

Juan Pablo Martínez:Lo que hicimos con Germán Palacios fue más un trabajo de investigación sobre la vida de los mineros y los problemas de salud que generalmente experimentan por su trabajo, así que una vez que definimos qué enfermedad estaba teniendo nos dedicamos a trabajar físicamente al personaje en el deterioro en cada momento de la película. A eso le incorporamos su historia previa y el porqué de su transitar solo y alejado de todos y así fue tomando forma el personaje de Juan. Mucho de lo que se ve en pantalla fueron propuestas de Germán, que después de un par de encuentros de trabajo de mesa apareció con su caracterización, la forma de peinarse, de fumar, de respirar y de moverse como si no importara el tiempo. Y otras propuestas las guardó para probarlas directamente en el set de filmación. Todo eso llevó al armado de ese personaje roto y resignado al transcurrir de los días sin importarle el futuro.

P.E.A.:- ¿Habías visto Temporada de caza, film en que Palacios también vive en la Patagonia, claro que con un personaje y entorno diferente? 

Juan Pablo Martínez:-En realidad Emma fue filmada alrededor de 8 o 9 meses antes que Temporada de caza y en conversaciones con Germán me iba contando sobre ese guión y cómo tenía pensado encarar al personaje. Y cuando vi el metraje en la Avant Premiere, fue inevitable percibir cierta cadencia en los tiempos de la película similares a los de Emma y que definitivamente tiene que ver con cómo uno percibe el paso del tiempo en la Patagonia. 

Entrevista a Juan Pablo Martínez: Hay mucho de mí en esta película. 3

P.E.A.:- ¿Cuál fue tu búsqueda desde la puesta en escena y la distancia de la cámara con los personajes? 

Juan Pablo Martínez:-Desde el principio todos teníamos claro que al haber muy poco diálogo en la película, la imagen, el vestuario y todos los elementos de la puesta en escena tendrían que narrar por si solos para poder contar la historia y contar los sentimientos de los personajes. Por eso elegimos tres colores diferentes para la Patagonia, Uruguay y Polonia. Para narrar la transición de los personajes entre los diferentes estados emocionales que le planteaban los distintos lugares. Los exteriores con encuadres amplios y descriptivos y los interiores con planos más cortos y opresivos obligando a los personajes a la cercanía. 

P.E.A.:-  ¿Cómo asumiste el desafío de escribir y filmar una historia que a diferencia de tus películas anteriores te pertenece ? 

Juan Pablo Martínez:-EMMA surgió como una necesidad narrativa diferente teniendo como premisa la narración puramente a través de las imágenes y del resto de los elementos de la puesta en escena, dejando de lado a propósito los diálogos. Por supuesto que siento que es mi película más personal ya que la línea troncal de la historia me pertenece y por lo tanto hay mucho de mí en ella. Pero también fue una búsqueda de equipo porque tuvimos como premisa armar una historia desde la creación colectiva junto con los actores, por lo que salimos a filmar con una escaleta de tan sólo 12 páginas, con una breve descripción de las escenas y a partir de allí cada escena fue trabajada con los actores y el coach actoral en los ensayos y en el set de filmación.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here