Por Juan Blanco

Clive Owen compone a un soberbio Arturo mientras que Guinevere (Keira Knightley), Lancelot (Ioan Gruffudd), Merlín (Stephen Dillane) y los restantes guerreros de la mesa (entre ellos el genial Ray Winston) responden en mayor o menor medida a los supuestos de la historia recordada de la espada en la piedra, pero todos cumplen bien con sus roles y llevan a Rey Arturo a ser una sólida, creíble y entretenida aventura.

El Rey Arturo: El retorno del Rey 3


Rey Arturo cuenta con algunas importantes cualidades a su favor, sólo que lamentablemente enfrentadas a un elemento demasiado imponente que le impide destacarlas. Entre estas cualidades está principalmente la estética, cortesía del artesano Antoine Fuqua, un director que probó que de un buen guión puede extraer una excelente película (Día de entrenamiento) y de uno malo un espectáculo cuando menos placentero a la vista (Lágrimas del sol o Asesinos sustitutos). Otra de ellas es que toma una respetable distancia del folklore El Rey Arturo: El retorno del Rey 4conocidosobre Arturo, Camelot, los caballeros de la mesa redonda, Merlín, Lancelot y Ginebra, para crear otro enfoque renovado y fresco sobre el mito. Pero el elemento en contra es que llega demasiado tarde en la fila de superproducciones épicas con batallas y caballeros con espada. En otros tiempos, Rey Arturo podría haberse considerado una gran aventura cinematográfica, digna del más cálido recuerdo con el correr de los años. Hoy, en cambio, no es más que otra anécdota de género a la sombra de El Señor de los Anillos (aunque es más comparable a 13 Guerreros o Corazón Valiente), como por ejemplo lo es también Troya y probablemente lo serán las dos versiones por estrenarse de Alejandro Magno, entre otros títulos contemporáneos.

Rey Arturo posee también una tercera virtud asilada, extra-cinematográfica, y es que logra –al igual que La maldición del Perla Negra– desprenderse de la fórmula maldita de Jerry Bruckheimer, el productor con el que se intenta promocionar lo que en realidad es mérito de Fuqua y del guionista David Franzoni.

Clive Owen, galán en ascenso visto en hace poco en Más allá de las fronteras junto a El Rey Arturo: El retorno del Rey 5Angelina Jolie, compone a un soberbio Arturo que convence de su superioridad como héroe, así como también de su vulnerabilidad como guerrero poeta. Por su parte los caracteres de Ginebra o Guinevere (Keira Knightley), Lancelot (Ioan Gruffudd), Merlín (Stephen Dillane) y los restantes guerreros de la mesa (entre ellos el genial Ray Winston) responden en mayor o menor medida a los supuestos de la historia recordada de la espada en la piedra, pero todos cumplen bien con sus roles y llevan a Rey Arturo a ser una sólida, creíble y entretenida aventura. No cabe pedir mucho más, salvo que los productores de los estudios dejen de abusarse de la moda que renació, brilló y cristalizó para largo con Peter Jackson.

El Rey Arturo: El retorno del Rey 2Título: El Rey Arturo
Titulo Original: King Arthur
Director: Antoine Fuqua
Género: Acción, Aventura, Drama
Intérpretes: Clive Owen, Keira Knightley, Ioan Gruffudd, Ray Winstone, Stephen Dillane y Stellan Skarsgård
Duración: 126 minutos
Origen: Estados Unidos
Año Realización: 2004
Distribuidora: Buena Vista
Calificación: Para mayores de 13 años
Fecha Estreno: 12/08/2004

Puntaje 8 (ocho)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here