Por Diego Martínez Pisacco

Más que una película un largo paseo turístico por Las Bahamas guiado por un experto como Pierce Brosnan. Un clásico escapismo de verano tan trivial e inocuo que difícilmente traiga aparejado algún efecto secundario indeseado...

Desde los inicios de su carrera quedó en evidencia cómo Brett Ratner compensa con un entusiasmo envidiable su falta de estilo para dirigir. Todas sus películas son entretenidas, bien vestidas y actuadas con propiedad pero tan impersonales que dan miedo.


No se observa una marca distintiva en este joven director americano que lo eleve de la categoría en la que cómodamente se encuentra amoldado: un simple artesano del cine. Con la franquicia de Rush hour al alcance de la mano (la tercera entrega del tándem Jackie Chan/Chris Tucker está en etapa de pre-producción), Ratner se asegura una exitosa permanencia en Hollywood mientras alterna con otros proyectos comerciales de seguro impacto.

Lo fueron la fábula navideña Hombre de familia, el thriller Dragón rojo (2002) (su mejor trabajo hasta la fecha) y la flamante Al caer la noche, una comedia policial tan intrascendente como irresistible por dos factores: uno, meramente estético, es la deslumbrante ambientación en ese ensueño paradisíaco que son Las Bahamas; segundo, una notable actuación del subvalorado y algo olvidado Woody Harrelson que aquí brinda un aluvión de matices, chispa y energía a su engañoso personaje del FBI Stanley P. Lloyd. Puede parecer poco para sostener un film pero créanme que alcanza y sobra si uno no le exige demasiado.

Pierce Brosnan, formalmente ya convertido en un ex 007, es el sofisticado ladrón de joyas Max Burdett, quien trabaja asociado con su novia Lola (una opulenta Salma Hayek). En un divertido prólogo se narra cómo el robo de un diamante que perteneció al mismísimo Napoleón Bonaparte deja en ridículo al agente Lloyd -encargado de la seguridad de la costosa piedra preciosa-.

Con el aporte de varios cómplices (entre ellos un gordísimo Chris Penn), Max y Lola logran su propósito y se van a vivir al Caribe dispuestos a disfrutar del botín. Retirados del negocio, la pareja se dedica full-time al ocio y se da todos los gustos (que no son precisamente pocos).

Hasta que el largo brazo de la justicia fuera de jurisdicción -eso sí- se materializa en la isla representado por Stanley, quien sospecha que Max volverá a las andadas cuando un crucero de lujo llegue a puerto para exhibir a la madre de todos los diamantes: el Napoleón III (según cuentan, la espada del militar francés estaba engarzada con tres de ellos, siendo aquél último el más imponente).

Para desesperación de Lola, más interesada en su vida de pareja que en la delictiva, Max empieza a sentirse atraído por el asunto. Para complicar aún más las cosas aparece un personaje siniestro, el mafioso local Henri Mooré (el recientemente nominado al Oscar Don Cheadle, desperdiciado por completo en un papel sin consistencia), quien sabiendo de los antecedentes de Max lo presiona para que se lo robe.

El resto son pasos de comedia ajustadamente jugados por Harrelson y compañía y un final donde se lleva a cabo el esperado atraco de la manera más inesperada (aunque inverosímil el plan no deja de ser ingenioso). Un par de vueltas de tuerca en el clímax e incluso en el epílogo refuerzan la idea de que es mejor no analizar en profundidad el guión.

La palabra película es, quizás, demasiado grande para Al caer la noche (exactamente como sucediera hace poco con La nueva gran estafa, 2004). Puede verse como un largo paseo turístico por Las Bahamas guiado por un experto como Pierce Brosnan y con una estrella en principio impensada: Dante Spinotti, prestigioso director de fotografía italiano, que aquí hace milagros con la luz. El cabal reconocimiento al arte de este hombre, en este caso, no podía obviarse. Lo suyo es magistral y no sé si no me quedo corto.

Al caer la noche: Con 007 de guía turístico 2Título: Al caer la noche
Titulo Original: After the Sunset
Director: Brett Ratner
Intérpretes: Pierce Brosnan, Salma Hayek, Woody Harrelson, Don Cheadle, Naomie Harris, Chris Penn
Calificación: Apta para mayores de 13 años
Género: Acción, Comedia, Crimen
Duración: 97 minutos
Origen: Estados Unidos
Año de realización: 2004
Distribuidora: Distribution Company
Fecha de estreno: 27/01/2005

Puntaje 7 (siete)

1 COMENTARIO

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here