Por Diego Martínez Pisacco

El horror gore de la obra original de George A. Romero fue recreada en esta remake por el debutante Zack Snyder con un registro más cercano al género de acción. Bienvenidos apuntes de humor negro levantan un poco la calidad final del irregular producto…

En ningún lado está escrito que la remake de un film clásico -en esta oportunidad, la magistral Dawn of the dead (1978)- deba limitarse a contar la misma historia sin permitirse ciertas licencias lógicas, puesto que vivimos en un mundo en todo sentido muy diferente al de hace veintiseis años.


Claro que de ahí a transformar un relato de horror gore en uno de acción y humor light, puede sonar como un exabrupto. Y la versión 2004 de El amanecer de los muertos, comparación inevitable mediante, lo es. ¿Que entretiene y divierte de todas maneras? Sí, seguro. Pero se echa en falta ese plus metafórico que en la obra de George A. Romero (segunda de una trilogía iniciada en 1967 por La noche de los muertos vivientes y completada en 1985 con El día de los muertos) se desbordaba sin necesidad de acudir a tanta parafernalia técnica como se observa en la actual.

La premisa básica sigue siendo idéntica: una plaga zombie se desata sobre los Estados Unidos -nunca se aclara su origen- y en poco tiempo las calles se llenan de famélicos muertos vivos cuya única meta es hincarle el diente a cualquier bicho que camina (eso de que va a parar al asador queda aquí rotundamente desmentido). Para los sobrevivientes comienza una pesadilla feroz en la que reina el descontrol más absoluto. Porque no sólo deben luchar contra los zombies sino también contra sus desconfiados semejantes, dispuestos a lo que sea con tal de sobrevivir.

En la trama, una enfermera (la deslumbrante canadiense Sarah Polley, vista hace poco en Mi vida sin mí), un policía (Ving Rhames), un buscavidas (Jake Weber) y una pareja interracial (interpretada por el negro Mekhi Phifer y la rusa Inna Korobkina) resuelven atrincherarse en un shopping center. Allí, son rechazados por varios ex guardias de seguridad -con el impulsivo C.J. (Michael Kelly) a la cabeza- que tomaron posesión del lugar y no desean a nadie más dentro del grupo. Obviamente, las cosas cambian y los nuevos se fusionan con los viejos, a los que luego se agregarán algunos personajes más (entre ellos, el que anima brevemente el actor Matt Frewer, recordado por su participación protagónica en la serie Max Headroom).

Tanta ambición le cuesta caro al guionista James Gunn porque no logra delinear con igual fortuna a los múltiples caracteres que acumula. Los roles secundarios, por ejemplo, se le escapan de las manos y de hecho se cae de maduro que la decisión de incorporarlos pasa exclusivamente por una cuestión utilitaria: más actores = más fiambres. Cerca del final hay un intento desesperado por huir de esa prisión involuntaria que representa el shopping. En ese último tercio de película, cuando el director debutante Zack Snyder por fin se despabila un poco y pisa el acelerador a fondo, El amanecer de los muertos se decanta por la acción pura entregando un clímax contundente de ritmo furioso.

Los efectos de maquillaje con que cuenta el filme son impactantes pero más allá de la perfección del truco en sí no ayudan a generar un clima de opresión y angustia. La peli de Romero tenía apenas cuatro personajes principales y con ellos le alcanzó y sobró para realizar una obra fantástica, rica en situaciones de tensión y horror espeluznante. La de Snyder no podría asustar a un nene de diez años. Apunta a otra cosa y no lo veo mal. Lástima que sea tan irregular y cansina en su primera mitad.

Los apuntes de humor están aplicados con ingenio aunque no puedo decir que aportan su cuota de distensión porque el suspenso, clave en una pieza de género como ésta, faltó a la cita. Son humoradas bienvenidas porque levantan un filme que por momentos, ejem, parece muerto. No hay mejor término para explicarlo.

El amanecer de los muertos: Un bacanal caníbal demasiado light 2Título: El amanecer de los muertos
Título original: Dawn of the dead
Dirección: Zack Snyder
Intérpretes: Sarah Polley, Ving Rhames, Jake Weber, Mekhi Phifer, Ty Burrell, Michael Kelly, Kevin Zegers
Género: Gore, Horror, Remake
Calificación: Apta para mayores de 16
Duración
: 101 minutos
Origen: Estados Unidos, Canadá, Japón, Francia
Año de realización: 2004
Distribuidora: UIP
Fecha de estreno: 22/04/2004

Puntaje 6 (seis)

No hay comentarios

Dejar una respuesta