Por Pablo Arahuete

¿Hay que ver para entender? No todo lo que se ve obedece siempre a lo que se mira y de ahí el juego de apariencias encuentra un reflejo difícil. El cine espejo pone en evidencia el truco y si el truco es evidente ¿es mérito del mago o sencillamente del incauto espectador que se deja seducir por la magia?

El comienzo de Claudia es tan desconcertante e intenso como toda la película. Sin spoilear se puede aventurar que el director Sebastián De Caro pensó mucho a la hora de organizar un caos paradójicamente en una película donde el control y el orden parecen mover el amperímetro de una de las energías que atraviesan una trama que hace de un hecho anecdótico -si se permite banal- una intriga paranoica al mejor estilo Hitchcock.


Es que en Claudia la película, tercer opus del director de Recortadas, Claudia, el personaje, se debate entre el deber ser y el sentir. La no emoción que se puede achacar a su impostura controladora, a esa bandera de la eficiencia, a la meticulosa tarea de cuidar cada detalle en un evento como una boda o el propio velatorio de su padre, no hace otra cosa que enfatizar la fragilidad por la que transita desde el momento del velatorio de su padre hasta el desenlace.

Claudia: La planificadora 2

Los detalles en la puesta en escena, la utilización de planos y angulaciones para hacer del espacio un muestrario de rituales y su contracara de cínica desacralización a veces explota con líneas narrativas que abren subtramas, artilugios de prestidigitador que conoce al dedillo los trucos pero que lo hace de una forma invisible y fluida. No se puede achacar falta de ritmo a esta intriga que por momentos se vuelve absurda; no se puede pretender ese cine digerido y autocomplaciente y menos en un director de las características de Sebastián De Caro.

A Dolores Fonzi se le pide enorme entrega en esa contenida Claudia Segovia y cumple con creces, seguramente por estar bien dirigida, por confiar en la propuesta sin buscarle verosimilitud a determinados raptos de quiebres constantes en el rumbo a seguir.

Es lógico por otro lado que para algunos la película no funcione como comedia que tiene que hacer reír y quede a medio camino siempre. Ahora, la pregunta se puede trasladar al terreno de la magia, el mago y sus trucos, a la transacción injusta de complicidades para reducir las expectativas del asombro cuando todo es visible y no se quiere ver más allá de lo que indican las convenciones de la mirada.

 

Claudia: La planificadora 1Título: Claudia
Titulo original: Ídem.
Dirección: Sebastián De Caro.
Intérpretes: Dolores Fonzi, Laura Paredes, Julián Kartun, Paula Baldini, Gastón Cocchiarale, Jorge Prado y Julieta Cayetina
Género: Comedia.
Clasificación: Apta para todo público, con reservas.
Duración: 87 minutos.
Origen: Argentina.
Distribuidora: Aura Films
Fecha de estreno: 12/09/2019

Puntaje: 8 (ocho)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here