Por Emiliano Fernández

El director Masayuki Ochiai maneja bastante bien las distintas vueltas que propone el guión y resuelve con sutileza y buen gusto escenas que se prestarían fácilmente al ridículo con una menor carga de conflictos dramáticos y preciosismo visual.

Infection: ¿Rojo o verde? 2


Infection (Kansen, 2004) es la primera película de la serie J- Horror Theater. Luego vendría la que en Argentina se estrenó antes, La premonición (Yogen, 2004). Por lo que puede apreciarse, la serie de films producidos recientemente por Takashige Ichise pretende ampliar los horizontes del género hacia terrenos más amplios que las historias de fantasmas a las que nos tienen acostumbrados los japoneses. Si bien los espectros continúan siendo el background fundamental de los relatos, ahora la cosa también puede abarcar no solo pitonisas y reflexiones temporales, sino además virus entre psicológicos y físicos que contagian sentimientos de culpa, generan automutilaciones y terminan provocando la muerte por licuefacción de los órganos internos.

Todo sucede durante una noche en un hospital japonés que bordea el cierre definitivo debido a la falta de recursos provocada por un magro presupuesto. En este contexto, dos doctores y tres enfermeras cometen un error durante una emergencia coronaria en un paciente quemado, inyectándole un químico incorrecto que le cuesta la vida. Para salvarse, el equipo medico decide ocultar las evidencias y concretar un pacto de silencio, por lo que trasladan el cadáver a una habitación vacía y lo rodean de estufas y radiadores, para acelerar el proceso de descomposición y borrar los rastros de su fatal intervención. Mientras tanto, una ambulancia trae a un hombre que padece una extraña infección que se expande rápidamente y desintegra todo el tejido interno del cuerpo. Un ambicioso doctor presiona al resto para no informar a las autoridades sanitarias sobre el nuevo virus con el fin de ser el primero en estudiarlo. La cosa se irá complicando cuando uno a uno los médicos y las enfermeras se infecten y comiencen a alucinar sobre su responsabilidad en el accidente.

La película comienza como una historia de fantasmas en un ambiente cerrado, con una despiadada venganza de trasfondo. Posteriormente parece girar hacia una investigación alrededor del extraño parásito recién llegado. Luego los protagonistas deben buscar en las oscuras instalaciones del hospital al “paciente cero” (o lo que queda de él), que parece haberse escapado a través del ducto del aire. Entonces, nuevo rumbo mediante, tenemos una carecía que vuelve a sorprender al espectador. La película desarrolla todas estas líneas arguméntales al mismo tiempo y las articula haciendo que una complemente a la otra. A la larga, esta suma de acontecimientos bizarros genera un constante clima de imprevisibilidad que resulta muy eficaz porque mantiene la tensión y la sorpresa.

El director Masayuki Ochiai maneja bastante bien las distintas vueltas que propone el guión y resuelve con sutileza y buen gusto escenas que se prestarían fácilmente al ridículo con una menor carga de conflictos dramáticos y preciosismo visual. Como suele ocurrir en el terror oriental, el film deja abiertos muchos interrogantes y las posibles respuestas no pasan de ser soluciones tentativas e incompletas. En la capacidad de discernimiento de cada miembro del público radica el encontrar o no sentido a la obra en su conjunto.

Centrándose en temas tan bastos como la culpa colectiva, el contagio social y la percepción mental, Infection es una interesante variación del J- Horror sobre la clásica historia de fantasmas asesinos. Resulta más que bienvenida la introducción del componente perceptual a la hora de pensar las alucinaciones. De hecho, en más de una secuencia los protagonistas discuten sobre el papel determinante del aparato psíquico en la constante recopilación de información y síntesis que llevamos a cabo a través de nuestros sentidos. Específicamente ponen de ejemplo a la manzana, fruto que bajo cualquier haz de luz parece conservar su color rojo profundo. Cuando al final del film el rojo se transforme en verde, más que pensar solo en los límites de la percepción humana (su capacidad de obviar las diferencias y sintetizar lo distinto), tendremos que considerar su vinculación con los trastornos psicosomáticos, llevados aquí hasta el paroxismo.

Infection: ¿Rojo o verde? 3Título: Infection
Titulo Original: Kansen
Director: Masayuki Ochiai
Género: Drama, Horror
Intérpretes: Kaho Minami, Koichi Sato, Masanobu Takashima, Moro Morooka, Shirô Sano, Yoko Maki
Duración: 98 minutos
Origen: Japón
Año Realización: 2004
Distribuidora: Pachamama
Fecha Estreno: 07/12/2006

Puntaje 7 (siete)

No hay comentarios

Dejar una respuesta