Por Diego Martínez Pisacco

Seguimos celebrando el cine de Tony Scott con esta crítica de Domino, justicia a sueldo, lamentablemente inédita en cines de la Argentina. Por fortuna el DVD ha venido a remediar una situación rarísima: Domino… es la única película de su filmografía que se resolvió no estrenar en salas. Se trata de una biopic extravagante dirigida magistralmente por el creador de Top Gun/ Reto a la gloria en la que no faltan el humor, la violencia más desatada o incluso una inesperada cuota de romanticismo…

Domino, justicia a sueldo: Increíble pero ¿real? 2


Demostrando que la realidad supera a la ficción, el nuevo esfuerzo fílmico de ese gran talento que es Tony Scott -aunque descuento que no todos coincidirán conmigo- narra con una impresionante imaginación y delirio la fascinante y tumultuosa biografía de la hija del fallecido actor Laurence Harvey (cuya imagen reproduce un televisor en una escena de la versión original de El embajador del miedo). La aburrida existencia de Domino como top model la impulsó a buscar nuevos horizontes para finalmente hallar lo que anhelaba entre un selecto grupo de cazadores de recompensas (ocupación muy bien remunerada que le permitía vivir situaciones al borde sin correr riesgos de ir presa por disparar, golpear o cualquier otra actividad violenta). Esa adrenalina era vital para esta chica inglesa rica, víctima de un hogar destruido siendo ella muy pequeña, entrenada con rigor en el uso de diversas armas (nunchaku, pistola o cuchillo: Domino las manejaba a todas como si se tratara de una extensión de su cuerpo) y artes marciales. De no haberse metido en ese ambiente lo más probable es que hubiese terminado con sus delgados huesos en una coqueta celda VIP.

Domino, justicia a sueldo: Increíble pero ¿real? 3No caben dudas de que el guionista Richard Kelly (sí, el realizador de esa extraña película convertida en objeto de culto que es Donnie Darko) se tomó unas cuantas libertades en el traslado a la pantalla de esta anticonvencional historia de vida. Para potenciar aún más la locura imperante en el relato Tony Scott le agregó su clásica sofisticación visual en la que el montaje y la fotografía juegan un papel preponderante. Como elemento complementario al mencionado virtuosismo técnico, por otra parte tan común en la filmografía del realizador de Escape salvaje, se ha optado por un estimulante código expresivo donde se hacen evidentes las influencias del cómic en el encuadre, la textura de la imagen y los diálogos cortantes, sin eufemismos que valgan. A diferencia de otras propuestas de Scott en las que su estética manierista distraía y/o irritaba más de la cuenta, Domino, justicia a sueldo se justifica de punta a punta debido a un material tan exacerbado como el estilo de su director.

Luego de un prólogo interesante en el que la propia Domino (extraordinaria actuación de Domino, justicia a sueldo: Increíble pero ¿real? 4Keira Knightley) cuenta en off sus vivencias -algunos recuerdos de la infancia, su breve y alocado paso por las pasarelas, su obsesión con las armas, la relación con una madre fashion que amaba más los billetes que a su propia hija- la historia se ramifica en varias líneas de acción: por un lado, en tiempo presente, con la protagonista siendo interrogada por la agente Taryn Miles (Lucy Liu) lo que a su vez propicia una serie de flashbacks que poco a poco -no hay que impacientarse porque la peli es larga- van armando el esquema argumental en el cual hay varios giros sorprendentes. A la jugosa trama muy pronto se suman dos personajes logradísimos: el veterano bounty hunter Ed Mosbey (genial Mickey Rourke) y su salvaje colega venezolano Choco (excelente carta de presentación del ignoto Edgar Ramírez) que aceptan a Domino como parte del equipo y se convierten en inseparables. El conflicto central, para no revelar demasiado, digamos que se relaciona con un caso aparentemente de rutina que se sale de cauce al involucrarse la mafia. Para colmo de males una cadena de TV que graba un reality sobre el trío complica aún más las cosas al registrar imágenes comprometedoras para regodeo del director Mark Heiss (otra estupenda composición de Christopher Walken).

Domino, justicia a sueldo: Increíble pero ¿real? 5

Tony Scott y Richard Kelly han concebido un producto cuanto menos extravagante en el cual confluyen la sátira descarnada (imperdible cómo se prestan al escarnio los actores de la desaparecida serie Beverly Hills, 90210), la violencia desatada y un soterrado romanticismo entre personajes extremos que se ganan al espectador de entrada con su onda entre heavy y cool. Quien asimile con rapidez el shock estilístico y el bombardeo retiniano tan frecuente en Scott lo va a pasar muy bien durante algo más de dos horas hiper frenéticas. Yo fui uno de ellos.

Domino, justicia a sueldo: Increíble pero ¿real? 1Título: Domino, justicia a sueldo
Titulo Original: Domino
Director: Tony Scott
Género: Acción, Crimen, Drama, Thriller, Estreno en DVD, Biográfica
Intérpretes: Keira Knightley, Mickey Rourke, Edgar Ramírez, Delroy Lindo, Lucy Liu y Christopher Walken
Duración: 127 minutos.
Origen: Estados Unidos, Francia, Inglaterra
Año Realización: 2005
Editora: AVH

 

Puntaje 8 (ocho)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here