Por Emiliano Fernández

James Mangold es uno de esos cineastas que sin nunca llamar la atención ni sobresalir por sus trabajos, por lo menos acepta sus limitaciones y se dedica a abrazar una correcta y envolvente austeridad formal. Ahora bien, el mayor logro del norteamericano siempre viene por el lado del gran peso concedido a los actores: todos sus films tienen importantes personajes centrales que consiguen la proeza del recuerdo. Es decir, el espectador asocia El tren de las 3:10 a Yuma: Prohibido viajar en los estribos 3automáticamente a los protagonistas con la obra en cuestión. Así ocurría con Johnny & June (2005), Identidad (2003), Inocencia Interrumpida (1999) y Tierra de Policías (1997). Su realización más reciente continúa por esa senda de relativa humildad y nos devuelve algunos aciertos del pasado.

El tren de las 3:10 a Yuma (2007) está basada en el guión de la película homónima de 1957 y en el cuento corto de Elmore Leonard que la inspiró. Los hechos se repiten al dedillo: Ben Wade, un forajido despiadado pero justo, es capturado en una taberna y acusado de numerosos asaltos a diligencias. El representante de los intereses afectados decide pagarle a un grupo de locales para trasladar y vigilar al prisionero hasta la llegada del tren del título, con destino a la cárcel de Yuma. Por supuesto que la tarea se complicará feo debido a los intentos de fuga del delincuente, la presencia inquietante de su banda y la amenaza de terceros circunstanciales. El “más valiente entre los valientes” será Dan Evans, un hombre de familia desesperado y con deudas aparentemente impagables…


El Wade de Russell Crowe no le llega ni a los talones al de Glenn Ford; aún así el gordito cumple en lo suyo y resulta mucho más creíble esta composición como malo que sus incursiones anteriores por el gremio de los bonachones. Ya era hora. Por primera vez le encontramos un lugar en el cine… El resto del elenco está muy bien, en especial Christian Bale personificando a un Evans más sufrido, patético y oscuro que el de Van Heflin. Descolla el loquito de Ben Foster como Charlie Prince, mano derecha de Wade y líder de la pandilla en su ausencia. También contamos con Peter Fonda en un papel secundario, aunque está un tanto desperdiciado: su participación es ínfima con respecto al resto. Los puntos fuertes de Mangold siguen siendo el casting, el trabajo grupal y la dirección de actores.

El excelente film original tomaba prestados numerosos elementos de su prima,El tren de las 3:10 a Yuma: Prohibido viajar en los estribos 4 la obra maestra A la hora señalada (High Noon, 1952): ese destino inevitable, la sensación de “tiempo real”, un ritmo narrativo atrapante, la inoperancia general, el abandono sistemático, la cobardía de todos los días y un retrato entre pesimista y esperanzador de la vida colectiva. Desde ya que no encontramos nada de esto en la nueva versión; sólo estamos ante un western bien llevado y mejor actuado. La profesionalidad y destreza del realizador hacen que el entretenimiento nunca baje los brazos y mantenga una extraña dignidad para estos tiempos de constantes nubarrones cinematográficos. Es una pena que el nuevo final no esté a la altura de la propuesta y termine rankeando como uno de los más forzados e incoherentes del año. A pesar de ello, la película es recomendable y fluye sin problemas. Se incorpora a la moda eterna de las remakes, no pasa vergüenza en el intento y disfruta cómoda subida a los rieles más tradicionalistas. Por lo menos no cae estrepitosamente en el suelo: siempre es mérito aparte no viajar en los estribos de los vagones…

El staff opinó:

-Buen intento por recuperar uno de los tópicos del western clásico: el valor del honor. Al film no le falta nada y tampoco le sobra, gracias a las interesantes intervenciones de Christian Bale y Russell Crowe.- Pablo E. Arahuete (7 puntos)

-No vi el western sobre el que se basa el filme de James Mangold y me gustaría mucho hacerlo para tratar de entender algunos aspectos que en esta remake me han molestado demasiado. Concretamente, no comprendo al personaje de Russell Crowe. No se sabe cuáles son sus motivaciones, porqué se deja atrapar y llevar a la prisión de Yuma o a qué se debe el juego psicológico permanente con Christian Bale y compañía. Hay un par de teorías dando vueltas por ahí pero todo queda envuelto en un manto de ambigüedad. Así las cosas, el final me parece tan inverosímil como el desarrollo. Pese al excelente desempeño de Bale la historia es insostenible. Un western de los más flojos que yo recuerde, claramente inferior a “Perseguidos por el pasado” y “El asesinato de Jesse James”…- Diego Martínez Pisacco (4 puntos)

El tren de las 3:10 a Yuma: Prohibido viajar en los estribos 2Título: El tren de las 3:10 a Yuma.
Título Original: 3:10 to Yuma.
Dirección: James Mangold.
Intérpretes: Russell Crowe, Christian Bale, Peter Fonda, Logan Lerman, Ben Foster y Gretchen Mol.
Género: Western, Acción, Thriller, Remake.
Clasificación: Apta mayores de 16 años.
Duración: 122 minutos.
Origen: EE.UU.
Año de realización: 2007.
Distribuidora: Distribution Company.
Fecha de Estreno: 28/02/2008.

Puntaje: 6 (seis)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here