Por Pablo Arahuete

En continuidad con Los dioses de agua (2014), El cielo escondido (2016), nuevo opus del director Pablo César, parte de la estructura de viaje iniciático por las misteriosas tierras de Namibia. El protagonista nuevamente se llama Hermes y en varias oportunidades las menciones a la historia de la película antecesora evidencian dicha continuidad, sobre todo en el rescate del mito del origen del universo con los seres anfibios.El cielo escondido: Silencios y vibraciones 4Sin embargo, aquello que motiva a Hermes, antropólogo, a su estadía en Namibia obedece a su búsqueda de la curación secreta a partir de las vibraciones sonoras. Para ello, las diferentes etapas de su travesía acompañado de un guía nativo y una doctora llegada al continente africano como parte de su trabajo para una fundación, lo conectan directamente con una subtrama donde está involucrado un laboratorio y una logia que tienen por objeto la experimentación bacteriológica con la población negra.

En un segundo plano, se puede decir que El cielo escondido, esta vez no apelaEl cielo escondido: Silencios y vibraciones 5 tanto al terreno de lo onírico, sino que desarrolla una historia de suspenso, anclada en la idea de silenciar aquellas voces que tratan de contar cuáles son los verdaderos intereses detrás de las fachadas de fundaciones o grupos poderosos, que ven en el continente africano y en su población el pretexto reaccionario y más brutal como parte de un discurso autoritario que se ampara simplemente en las reglas del capitalismo más salvaje.


El cielo escondido: Silencios y vibraciones 3El dinero y su contrapartida, el conocimiento, subrayan la tensión constante y el dilema que el protagonista jamás adopta como parte de su conducta, pero sí su entorno. También en la individualidad se remarca la idea de búsqueda personal y la necesidad de recuperar tradiciones que encuentran desde la puesta en escena de rituales o sencillamente las anécdotas que se cuentan a lo largo del relato, su modo más directo y respetuoso para que perduren.

Como parte del eje temático se concentra en las vibraciones y en la música,El cielo escondido: Silencios y vibraciones 6 cabe destacar el trabajo de la banda sonora interpretada por el grupo argentino Hyperborei, rica en texturas, coloraturas y canto, funcionales a la atmósfera de viaje iniciático, propuesta desde el primer minuto, y complementarias de la paleta visual que entrega colores vívidos y muy agradables a la vista. Como si la luz o la iluminación intentaran vencer el oscurantismo de las almas extrañas que invaden tierras ajenas.

El cielo escondido: Silencios y vibraciones 1Título: El cielo escondido
Dirección: Pablo César
Intérpretes: Pablo Padilla, Gift Uzera, Whilzahn Gelderbloem, Lalo Prette, Patricio Bedoya, Amin Yoma, Horacio Ruiz, Francisco Sánchez
Calificación: Apta para todo público, con reservas
Género: Drama, Suspenso, Aventura
Duración: No disponible
Origen: Argentina, Namibia
Año de realización: 2016
Distribuidora: Independiente
Fecha de estreno: 18/08/2016
Exhibiciones: El 18 de agosto se estrena en el Cinemark de Mendoza, Hoyts de Rosario, cine Paradiso de La Plata, Sala Enrique Muiño de Capilla del Monte, Espacios INCAA : Resistencia, General Roca, González Chávez y en C.A.B.A en La Máscara, Espacio INCAA KM2 (Piedras 736) el 22 de agosto.

Puntaje 7 (siete)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here