Por Francisco Nieto -Corresponsal Cine Nueva Tribuna, España

El título original de esta película de terror acuático protagonizada por un tiburón con ganas de meterle un buen mordisco a una rubia de infarto atiende al nombre de The Shallows, que traducido al español vendría a ser algo así como Aguas poco profundas. En España se estrenó en su día como Infierno Azul y ahora llega a los cines argentinos con el glorioso título de Miedo profundo.Miedo profundo: Instinto de superviviencia 2

Pues ya podrían haberse puesto todos de acuerdo y haberla llamado Tiburón 6 o 7, porque hasta ahora todas las críticas que uno ha leído sobre el film empiezan de manera unánime comparándola con el clásico imperecedero de Steven Spielberg, aquel que derivó en un sinfín de sucedáneos cada vez más irrisorios donde cualquier animalejo marino podía llegar a convertirse en un carnicero sin piedad.


La peripecia en que se basa la trama no tiene desperdicio: una jovenMiedo profundo: Instinto de superviviencia 3 norteamericana se pone a surfear en una paradisíaca y perdida playa mexicana y por una serie de catastróficas desdichas se queda sola en el mar en compañía de un sanguinario escualo, que esperará con paciencia y mucha mala idea a que la acongojada muchacha cometa un fatal error y pueda ser devorada.

El enésimo ejemplo de lucha del hombre (o la mujer en este caso) contra la naturaleza. ¿Quién saldrá vencedor de la contienda?. Aquí no lo desvelaremos, pero sí afirmaremos sin rubor que aunque no se trate precisamente de un ejercicio de orfebrería filmada, estamos ante un sano entretenimiento de esos que te alegran la tarde.

Con pocos elementos (tres o cuatro personajes y otros tantos utensilios
tecnológicos) el director de la propuesta, el catalán asimilado en Hollywood Jaume Collet-Serra (un cineasta que en los últimos años ha forjado un tándem inseparable con la megaestrella Liam Neeson, dando como fruto películas como Desconocido o Non-Stop: sin escalas) nos regala un trabajo de tensión “in crescendo” que nos mantendrá en algunos momentos al borde de la butaca.

UMiedo profundo: Instinto de superviviencia 4tilizando el lema de la imaginación al poder, Serra se saca de la manga dos o tres giros de guión para quitarse el sombrero, y consigue excelentes interpretaciones de sus pocos actores, entendiendo cada escena y cada fotograma desde el punto de vista de los espectadores, qué es lo que va a hacer más satisfactoria la experiencia para ellos en ese momento.

Todo bajo la atenta mirada de un testigo imprevisto en forma de inofensiva gaviota que ha llevado a una intensa y extraña discusión sobre si es real o fruto de la imaginación de la heroína de la función, una brava Blake Lively, para el infarto (tanto en lo que se refiere a su belleza como a lo mal que lo pasa la pobre para salvar su pellejo).

Las escenas de surf son espectaculares, todas ellas asesoradas por la increíbleMiedo profundo: Instinto de superviviencia 6 Isabella Nichols, la surfista junior número uno del mundo. Además, los dos surfistas que aparecen en el film están interpretados por Ángelo Josué Lozano Corzo y José Manuel Trujillo Salas (alias “Yuco”), campeones absolutos en México de esta disciplina deportiva.

En definitiva, aunque estemos ante un film que no admita segundas lecturas porque acabaríamos encontrando unos cuantos errores que irían en su debe, además de ofrecernos un final bastante discutible recomendamos Miedo profundo para todos aquellos a los que les guste pasarlo bien en el cine pasándola mal.

Miedo profundo: Instinto de superviviencia 1Título: Miedo Profundo
Título original: The Shallow
Director: Jaume Collet-Serra
Intérpretes: Blake Lively, Óscar Jaenada, Lozano Corzo, José Manual, Trujillo Salas, Brett Cullen, Sedona Legge, Pablo Calva, Diego Espejel, Janelle Bailey
Calificación: Apta para mayores de 13 años
Género: Terror
Duración: 86 minutos
Origen: Estados Unidos
Año de realización: 2016
Distribuidora: UIP
Fecha de estreno: 25/08/2016

Puntaje 6 (seis)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here