Por Emiliano Fernández

La eficacia todo terreno de Jaume Balagueró consigue salvar del desastre a la franquicia Rec en esta cuarta entrada, en especial gracias a una reinterpretación inteligente de varios motivos de otra saga infatigable del horror cinematográfico como la de Alien

Como tantos otros artistas talentosos que acumularon un largo derrotero antes de llegar a la masividad, el español Jaume Balagueró -previamente al éxito de Rec (2007)– ya contaba con un cuerpo de trabajo interesante que se alejaba de manera considerable de la gloriosa desproporción de su compatriota Álex de la Iglesia. Hablamos en términos concretos de Los sin Nombre (1999), La Séptima Víctima (Darkness, 2002) y Frágiles (2005), su trilogía inicial centrada en lo que podríamos definir como el sufrimiento infantil y la destrucción del núcleo familiar. La Rec original y su primera secuela del 2009, ambas codirigidas por Balagueró y Paco Plaza, constituyeron un punto de quiebre porque los films estaban enmarcados en el engranaje narrativo de los falsos documentales y una “lectura ibérica” de los zombies, dos ingredientes que dieron por resultado un cóctel maravilloso y adrenalínico.


Sin embargo la racha se cortó de golpe con la lamentable Rec 3: Génesis (2012), a cargo de Plaza en solitario, una obra sin pies ni cabeza -y francamente aburrida durante la mayor parte del metraje- en la que un comienzo símil found footage daba paso a una película “objetiva tradicional”, que para colmo no se decidía entre la comedia costumbrista, el drama y los chispazos de gore fulminante. Rec 4: Apocalipsis (2014) viene a corregir lo hecho por la entrada anterior y definitivamente lleva inscripta por todos lados el suspenso sofocante marca registrada de Balagueró, ahora por suerte el único responsable detrás de cámaras: a pesar de que aquí el realizador no llega al nivel cualitativo de Mientras Duermes (2011), aquel excelente thriller de usurpación de hogar, la propuesta resulta más que digna si recordamos que hablamos de la cuarta entrega de una saga que estuvo a punto de morir.

En esta oportunidad seguimos con la tercera persona en materia narrativa aunque el tono regresa a la angustia de los primeros eslabones. La historia retoma el final de la segunda parte y comienza cuando una unidad del ejército entra al edificio de los “zombies católicos” para rescatar a Ángela Vidal (Manuela Velasco), hoy más Ellen Ripley que nunca. Luego de la masacre correspondiente, Vidal y dos de los soldados que participaron en la operación, Guzmán (Paco Manzanedo) y Lucas (Críspulo Cabezas), son llevados a una embarcación en alta mar al mando del Dr. Eduardo Ricarte (Héctor Colomé), un hombre obsesionado con hallar un antídoto contra la infección. Por supuesto que Ricarte se la pasa haciendo pruebas sobre pobres animales, monos en este caso, y que uno se escapa y el infierno vuelve a desatarse, con un “protocolo” de destrucción total del barco de por medio.

Como señalábamos anteriormente, la película incluye diversos elementos de la franquicia Alien, como por ejemplo un entorno cerrado y un número reducido de personajes (ítems centrales del opus de 1979 de Ridley Scott), un pulso de avanzada militar a lo bestia (parecido al trabajo de James Cameron de 1986), y hasta una buena dosis de la paranoia médica nihilista de los convites posteriores (nos referimos a los films de David Fincher y Jean-Pierre Jeunet). El primer acto abusa un poco de la agitación de las secuencias de acción pero afortunadamente la segunda mitad apuesta al desarrollo de la claustrofobia y las vueltas de tuerca en lo que atañe a la cura, los infectados y la posibilidad de que el parásito se haya mudado a otro huésped. También mejoran los detalles cómicos en relación a Rec 3: Génesis, ahora funcionales a la trama y sin estridencias para con el trasfondo, esa carrera de obstáculos entre los zombies y unos seres humanos cada día más deplorables…

Rec 4: Apocalipsis: Terror a bordo 1Título: Rec 4 – Apocalípsis
Dirección: Jaume Balagueró
Intérpretes: Manuela Velasco, Paco Manzanedo, Héctor Colomé, Ismael Fritschi, Críspulo Cabezas, Mariano Venancio, María Alfonsa Rosso, Carlos Zabala
Calificación: Apta para mayores de 16 años
Duración: 95 minutos
Origen: España
Distribuidora: CDI Films
Año de realización: 2014
Fecha de estreno: 30/10/2014

Puntaje 6 (seis)

No hay comentarios

Dejar una respuesta