Por Marcos Rodriguez

Era difícil que saliera mal: el director Todd Phillips (¿Qué pasó ayer?) se une a dos enormes actores cómicos (y más), Robert Downey Jr. y Zach Galifianakis, para esta nueva road movie que se sale de control. Las similitudes con Mejor solo que mal acompañado (1987) no parecen casuales…

Todo un parto: Choque de gigantes 3


Todd Phillips había demostrado ya en su película anterior (¿Qué pasó ayer?, inesperado éxito del año pasado) un sentido de la comedia único y preciso. Con una película sin grandes estrellas y con recursos no particularmente originales, Phillips logró una pequeña obra maestra de la comedia americana, un nuevo rumbo para ese cine. Además, fue el encargado de llevar al panorama internacional a Zach Galifianakis. Qué es lo que hacía tan especial a ¿Qué pasó ayer?, es difícil decirlo, pero no sorprende que ya esté en producción la secuela.
Con Todo un parto Phillips parece haber refinado sus herramientas. Por un lado (gran decisión), cede el protagonismo a Zach Galifianakis, que si bien se había robado la película anterior, en realidad en ella solo tenía un papel secundario. Por otro, cuenta con la colaboración de Robert Downey Jr., ese genio de la actuación que demuestra una vez más sus dotes para la comedia. El dúo funciona a la perfección (casi una relectura de los dúos cómicos clásicos), la película fluye impecable y Phillips despliega toda su creatividad.

Hay por lo menos tres características en esta película de Phillips que vale la pena destacar. La Todo un parto: Choque de gigantes 4primera es, como dijimos, la naturalidad con la que fluye la narración de Todo un parto. Hay un aire clásico que sobrevuela la película, como esas tomas aéreas en las que vemos los paisajes de Estados Unidos por los que avanzan los protagonistas. Uno de los problemas de la comedia americana suele ser ese: concentrada en los gags o en lo grotesco de los personajes, deja de lado la narración, se empantana o se entrega sin reservas a los lugares más comunes. No es el caso de Phillips; ya sea por la fluidez con la que cuenta, ya sea por el interés que logra generar hacia los personajes, el espectador se deja arrastrar por el río de esa narración que es siempre tensa, siempre activa, que nos obliga a avanzar sin que podamos detenernos a pensar en lo que estamos viendo.

Todo un parto: Choque de gigantes 5La segunda es el ritmo y la imprevisibilidad del humor. Como toda buena comedia, Todo un parto es una película veloz, los chistes pasan corriendo. Y se acumulan. Pero más allá de la cantidad de chistes (y su “calidad”), lo que parece distinguir el humor en estas películas es que el chiste llega siempre de donde uno menos lo espera. Las situaciones giran siempre, se doblan por los recovecos menos pensados. La risa llega como una piña al estómago y pasa en seguida: Phillips no se detiene nunca sobre un chiste logrado, pasa al siguiente. Esa velocidad le permite un humor que no conoce límites y puede atacar cualquier tema.

La tercera es la constitución de sus personajes. Aunque al principio puede parecerlo, Todo un parto no maneja estereotipos. Las figuras grotescas/humorísticas de la comedia americana reciben varias capas en su tratamiento hasta que al final uno no puede sino conmoverse ante su humanidad. Esto es particularmente notorio en el caso de Ethan Tremblay (interpretado por Galifianakis), que empieza en la película como un chiste ambulante y termina como centro emotivo de la relación de amistad.

Todo un parto: Choque de gigantes 1

Por supuesto, en estos dos últimos puntos Phillips recibe la gran ayuda de sus dos protagonistas. A pesar de la maestría del director, son estos dos actores los que dan vida a los personajes, los que les prestan sus cuerpos y voces. Y, fundamentalmente, los que encuentran el tono perfecto para esta comedia tan difícil de lograr. Por un lado, Downey Jr. maneja el perfil de la “persona normal” a la perfección. Por otro, Galifianakis, entregado al que parecería ser su mejor personaje, logra una actuación cómica/humana/seca que no para de soltar chistes que casi no parecen chistes.

Ese probablemente sea otro mérito de Phillips: lo hace todo como si no le costara nada. Suelta gags uno tras otro (verbales y físicos) como si le sobraran, los deja caer al pasar o los hace estallar en pantalla y en ningún momento subestima al espectador subrayando demasiado aquello que se sostiene por sí mismo. El timing es todo.

Todo un parto: Choque de gigantes 2Título: Todo un Parto
Titulo original: Due Date
Director: Todd Phillips
Género: Comedia
Intérpretes: Robert Downey Jr., Zach Galifianakis, Danny McBride, Juliette Lewis, Michelle Monaghan, Jamie Foxx, Alan Arkin
Duración: 100 minutos.
Origen: Estados Unidos
Año Realización: 2010
Distribuidora: Warner Bros.
Fecha Estreno: 04/11/2010

Puntaje 10 (diez)

El staff opinó:

-Aunque es imposible no recordar a la pasada Mejor solo que mal acompañado con el entrañable John Candy hacia finales de los 80, Todo un parto se relaciona directa e indirectamente con aquella película pero también lo hace con ¿Qué pasó ayer? al poner en práctica la teoría del caos y el show de la incorrección política como dos de sus mayores logros. El otro atractivo, sin dudas, lo constituye la pareja protagónica que se saca chispas, explotando la veta cómica de Robert Downey Jr. en todo su esplendor y el contrapunto adecuado con el sorprendente Zach Galifianakis para completar una comedia ácida, con numerosos gags logrados -y otros pifiados- con los cuales es casi imposible no soltar alguna carcajada.- Pablo E. Arahuete (8 puntos)

-Todd Phillips vuelve a entregar una propuesta fallida a la que le falta originalidad, desarrollo de personajes y un mínimo de inteligencia. Como ocurría en las lamentables ¿Qué pasó ayer? (The Hangover, 2009), Starsky & Hutch (2004) y Viaje Censurado (Road Trip, 2000), el film no pasa de ser un catálogo de situaciones robadas y chistes ineficaces que apenas si se deja ver por la labor del elenco: en conjunto funciona como una “versión grasa” de Mejor solo que mal acompañado (Planes, Trains & Automobiles, 1987).- Emiliano Fernández (4 puntos)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here