Por Pablo Arahuete

Magalí  marca el debut de Juan Pablo Di Bitonto detrás de cámaras y el aporte desde el terreno de la actuación de la actriz Eva Bianco.

Filmada en el norte argentino cuenta además con la colaboración de no actores y explora entre otras aristas el vínculo trunco entre una madre y su hijo criado por una abuela. En esta entrevista exclusiva el director nos cuenta la experiencia.


Juan Pablo Di Bitonto: Para reencontrarse primero hay que abandonarse 2

Pablo E. Arahuete: -¿Qué es lo primero que se pierde según tu opinión cuando alguien cambia su manera de pensar?

Juan Pablo Di Bitonto: Depende, si cambia para evolucionar o es un retroceso. Por lo pronto, deja de ser la misma persona.

P.E.A.: -¿Cómo llega Eva Bianco a este proyecto? 

Juan Pablo Di Bitonto: Sandra Gugliotta me propuso no hacer un casting abierto, sino que buscáramos unas cinco actrices. Propuse algunos nombres, algunas fuimos a verlas a sus obras de teatro antes de tener una entrevista. Eva hacía un unipersonal, muy bueno. Nos encontramos, charlamos y tuvimos feeling, es una persona muy amable. Ella tenía dos cosas llamativas que le hacían bien al proyecto como mover muy bien los labios, ganó un premio en Cannes como mejor actriz y el otro que no es porteña y el acento  sencillo para acercarse a Córdoba a Jujuy  Susques que es nuestra locación en lugar de Buenos Aires, Córdoba Jujuy. Los porteños tenemos el acento más marcado, es muy difícil disimularlo y queda muy forzado. Sin dejar de lado las cualidades actorales que ella tiene. Una potencia en la mirada, necesitábamos una persona con esa potencia para sostener un relato y con actores naturales . Era un riesgo y salió bien. Sabíamos que tal vez había que cambiar de rumbo pero podíamos apoyarnos en Eva.

P.E.A.: –  ¿Qué te aportó su mirada acerca de Magalí, su personaje? 

Juan P. Di Bitonto:- Le dio una profundidad al personaje, de vislumbrar a una persona solitaria en Buenos Aires, que no tiene a quien dejar a su perro, la precariedad del trabajo en el que estaba, la soledad y a su vez poder entender ese personaje  y acercarlo a su comunidad. Aportó profundidad y un matiz que le hizo muy bien a la película.

Juan Pablo Di Bitonto: Para reencontrarse primero hay que abandonarse 4

P.E.A.: ¿Buscaste desde la historia hablar entre otras cosas de abandonos en términos generales o pérdidas en el terreno simbólico?-

Juan P. Di Bitonto: Busqué hablar del encuentro, busqué hablar indirectamente de la distancia y del abandono. Principalmente era sobre el reencuentro pero para reencontrarse primero hay que abandonarse. Magalí es un personaje de lo que solemos decir internamente abandónico, abandona a su perro, primero abandonó a su hijo. Al perro no tiene reparos en dejarlo atado a un poste pero lo hace por desprendimiento. Eso nos permite conocer más facetas de su personaje

P.E.A.: -¿Por qué la gente necesita reconstruir su pasado cuando eso se vincula con lo emocional y afectivo?

Juan P. Di Bitonto:- Creo que la reconstrucción del pasado nos permite crecer principalmente. Darle la espalda al pasado no nos permite crecer. Cuando uno como Magalí deja el cuidado de su hijo a su madre supongo que la reconstrucción del vínculo es importante. No se, me cuesta un poco pensar esta pregunta. Si uno deja custiones del pasado guardadas en un cofre bajo cinco llaves, en algún momento va a haber que abrirlo, forma parte de los procesos de crecimiento.

P.E.A.: – Qué te aportó el lugar y la locación más allá de la naturaleza y el paisaje?

Juan P. Di Bitonto: Principalmente la cultura y la idiosincracia. Los pueblos andinos mezclan las culturas andinas con lo que es el catolicismo. En esas mixturas hay muchas creencias. El paisaje y la naturaleza los condicionan, no desde un término paisajístico. En Susques que está a 4000 metros de altura, hay sequedad, no tienen casi agua . Las distancias son largas, caminar ahí no es sencillo, por eso mascan coca. Con el equipo de rodaje estuvimos casi un mes y teníamos miedo de apunarnos. Nos agitábamos al correr. En Susques había asfalto para llegar y mientras que hay otras locaciones con caminos de ripio.

Juan Pablo Di Bitonto: Para reencontrarse primero hay que abandonarse 3

P.E.A.: – ¿Cuál es el grado de apoyo del INCAA al cine que proviene de provincias o federal?

Juan P.  Di Bitonto: Yo creo que es el mismo escaso apoyo que le da a las otras producciones locales pero la diferencia es que en las provincias tenemos que venir al INCAA en Buenos Aires, no se puede hacer avanzar un expediente a distancia. Si no tenés un amigo o alguien en Buenos Aires vinculado a la productora es muy difícil. el INCAA tiene un teléfono mágico, a veces anda otras no encontrás a las personas. Otra diferencia es técnica. Si bien Córdoba está bien equipada hay provincias del norte que no tienen tantos equipos. Lamentablemente no hay un incentivo con una política federal. Igual el NOA ha crecido. Mendoza y Córdoba crecieron. También hay que decir que las Secretarías de Cultura de las provincias no dan apoyo al cine como deberían. La producción audiovisual es una industria verde, sin chimeneas. Da muchos puestos de trabajo directa e indirectamente y aún eso no lo pueden ver las autoridades. Bueno y obviamente en el NOA está Lucrecia Martel , referente mundial que no quería dejar de nombrar.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here