Por Pablo Arahuete

Los personajes femeninos en la miniserie Matungo cobran un rol muy importante en la historia, a pesar de que el mundo del turf se relacione más profundamente con lo masculino. Victoria Carreras interpreta a Perla, una madre con una hija temperamental que transita por diferentes estadíos emocionales. En esta entrevista exclusiva comparte con Cinefreaks algunos detalles de su rol y su expectativa sobre esta serie en general.Entrevista a Victoria Carreras: Cuando importa el negocio por sobre el deporte, se pierde la mística 2

Pablo E. Arahuete: – Imagino que cada personaje que te tocó interpretar a lo largo de tu trayectoria lleva alguna característica con la que más te identificás, ¿Cómo es el caso de Perla en Matungo?


Victoria Carreras: – Perla se siente vulnerable por amor. Yo conozco esa sensación, el personaje tiene una sola hija de veintipico (NdeR: Luz, Inés Palombo) como yo. Es una mujer apasionada por su trabajo, te podría decir que esos aspectos nos son muy comunes.

 

Victoria Carreras, en el Gran Premio República Argentina
Victoria Carreras, en el Gran Premio República Argentina

P.E.A.: – ¿Qué te une y qué te separa respecto al mundo del Turf?

Victoria Carreras: – Creo que mi único vínculo con el Turf es mi doble apellido, Carreras Carreras, nada es casual… Me une también el azar que está presente en cada carrera. Un gran director que tuve, decía que el azar juega a favor del arte.
P.E.A.: – Si tuvieras que sintetizar, en cierta forma, el núcleo por el que se caracteriza la serie, ¿Cuál sería?

Victoria Carreras: – Es una historia de superación personal, la constante que empuja el deseo en los personajes principales. Revela el mundo de los trabajadores hípicos desde la perspectiva del trabajo.

P.E.A.: – ¿Qué códigos del universo del Turf considerás que se han perdido a lo largo del tiempo y en particular en esta serie?

Victoria Carreras: – No soy experta en el tema, pero imagino que cuando el deporte pasa a un segundo plano y lo que importa es el negocio, hay algo de la mística que se pierde.

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta