musa

Reseña por Pablo Arahuete

Sinopsis: España de los años 50 Montserrat ya no es joven, ha cuidado a su hermana pequeña, encerradas en un siniestro piso del centro de Madrid. Su madre murió y el padre huyó cobardemente. Montserrat se esconde de la vida, padece de agorafobia. Un día Carlos, un vecino joven, se cae por las escaleras y se arrastra hasta la puerta de Montserrat en busca de ayuda. La madriguera de las musarañas se abre… Puede que Carlos no vuelva a salir.


Reseña: Una de las primeras películas que vienen a la mente al ver Puertas adentro, título poco feliz para Musarañas (2014), es aquella perturbadora y claustrofóbica À l’intérieur (2007), donde el encierro patológico es el eje de la narración. Del mismo modo que la violencia se apodera de la película francesa en momentos donde la enajenación de sus personajes es asombrosa, la opera prima española, dirigida a dúo por Juanfer Andrés y Esteban Roel, cuenta –no azarosamente- con la rúbrica de Alex de la Iglesia y confirma el excelente estado de salud del cine ibérico en materia de género y mucho más de mixtura de elementos genéricos como es el caso de este film en el que el suspenso, el gore, el grotesco y el terror paranoico se entrelazan en un relato de una tensión constante, en el cual se llevan los laureles las dos actrices seleccionadas para los papeles de Montse (Macarena Gomez) y la niña (Nadia de Santiago).

Los directores encuentran el mejor instrumento conceptual en el espacio elegido en su puesta en escena para que los trazos finos de un guión muy bien escrito por Juanfer Andrés y Sofía Cuenca desplacen la acción a toda una subtrama de origen psicológico, pero sin abandonar los estallidos de violencia y los cambios de conducta, producto de esa enajenación acarreada desde el pasado. Este surge a cuenta gotas y no musa 2contamina la historia con flashbacks o referencias, porque lo importante de Musarañas se lee en el aquí y ahora, aspecto que rompe con la clásica reiteración del pasado como causa primaria y no secundaria, visto hasta el hartazgo en tantas películas.

El encierro y la paranoia se dan la mano entonces, en este dúo de mujeres asesinas que sufren más de lo que gozan su propia perversión y prácticamente desnuda un relato descarnado y desgarrador de supervivencia contra el sadomasoquismo recurrente de propuestas similares como por ejemplo Audition (1999) o un ejemplo más extremo Martyrs (2008).

No hay comentarios

Dejar una respuesta