Por Giuliana Bleeker

A 10 años del inicio del Universo Cinematográfico de Marvel (MCU), finalmente los legendarios héroes de La Casa de las Ideas han unido fuerzas en un filme que marca un antes y un después para la historia de la franquicia. Todo el recorrido que los fanáticos de los relatos superheroicos venimos haciendo desde aquella inolvidable película del 2008 donde Robert Downey Jr. se colocaba el traje de hierro por primera vez, tenía un destino: llegar a este momento. Avengers: Infinity War ya es una realidad y nuestro niño eterno no podría estar más agradecido por tanta magia.

Dirigida por los hermanos Russo (si, aquella dupla que nos ha regalado una gema imprescindible para los amantes del género como fue Capitán América: Soldado de Invierno en 2014), la cinta tiene lugar luego de los eventos sucedidos en la Guerra Civil que terminó con la división de los Avengers. Mientras los Héroes Más Poderosos de la Tierra se enfrentaban por sus ideales, otros aliados fueron surgiendo en el camino con el fin de defender a nuestro planeta y todas las civilizaciones de este infinito y misterioso universo de las amenazas de seres abominables. Sin embargo, ningún otro villano ha desafiado la continuidad del espacio-tiempo de tal manera como esta indestructible deidad que se presenta ante nuestro ojos. Hablamos de Thanos, el poderoso hijo de Los Eternos, a quien ya habíamos conocido en otros filmes del MCU como Guardianes de la Galaxia (2014) y que se ha convertido en una peligrosa sombra para todos los superhéroes de Marvel. Su meta es hallar las seis Gemas del Infinito- la del espacio, la mente, el alma, la realidad, el tiempo, el poder y ego-y así poder hacerse con el control absoluto del universo. Sabemos que tanto el personaje de Vision como Doctor Strange protegen una de ellas y el ejército de Thanos está dispuesto a derribar con todo lo que este a su alcance para obtenerlas.


Avengers Infinity War: El comienzo del fin 2

Es importante aclarar que un crossover de tal magnitud requiere de haber visto las anteriores películas de la franquicia. El espectador que vaya a la sala sin haber seguido la evolución de las historias y los nuevos personajes, probablemente se sentirá más que desorientado, puesto que el filme no pierde tiempo en explicaciones, sino que se propone ir directo a la acción.

Y si de acción hablamos, en esta guerra hay de sobra. Las asombrosas batallas tienen lugar en diferentes escenarios claves del universo marveliano, algunos ya conocidos como Wakanda, el territorio gobernado por Black Panther y otros bastante más alejados de esta galaxia.

Además de las escenas visualmente espectaculares que todo buen fanático del género espera ver, la emoción resurge cada vez que los personajes se presentan ante la pantalla y se dan la bienvenida entre ellos. Por supuesto, el humor característico de los Estudios Marvel decora todos estos encuentros, aunque por momentos se sienta un poco exacerbado. Cabe destacar el excelente trabajo de los guionistas que han hecho de este team un verdadero reparto coral, otorgando diálogos frescos y el dramatismo necesario para que todos los personajes puedan lucirse por igual.

Es menester hacer un punto aparte para hablar del ansiado antagonista del filme, el conquistador de mundos. Una de las deudas pendientes que el público afín al MCU había estado exigiendo desde hacía años era la incorporación de un villano poderoso y digno de los enfrentamientos más descomunales. Finalmente, podemos decir que hemos hallado a nuestro personaje predilecto. El Titán es un personaje complejo, ambicioso y despiadado, pero con emociones profundas. Eso es, en parte, lo que lo transforma en un ser impredecible y fascinante para la platea.

El final abierto da lugar a varias especulaciones que los fanáticos no tardarán en sacar a luz. Seguramente, a más de uno le costará recuperarse de esos últimos minutos épicos y desconcertante que llevan el dramatismo hasta niveles nunca antes vistos. En este caso, la única escena post créditos resulta elemental para comprender lo que se avecina.

Avengers: Infinity War es, sin duda, el evento superheroico que merecíamos ver. Un momento bisagra para todos aquellos lectores que crecieron sintiéndose parte de estas aventuras. Marvel ha hecho historia y ahora solo resta contener la ansiedad hasta mayo del 2019, cuando aterrice la secuela y con ella el inicio de una nueva era.

Avengers, Infinity War: Ahora sí estamos todos 1Título: Avengers: Infinity War
Dirección: Anthony y Joe Russo
Intérpretes: Chris Evans, Robert Downey Jr., Mark Ruffalo, Chris Hemsworth, Scarlett Johansson, Josh Brolin, Tom Holland, Chris Pratt, Tom Hiddleston, Benedict Cumberbatch, Gwyneth Paltrow, Elizabeth Olsen
Género: Aventuras, Comic
Clasificación: Apta para mayores de 13 años
Duración: 149 minutos
Origen: Estados Unidos
Año de realización: 2018
Distribuidora: Buena Vista Disney
Fecha de Estreno: 26/04/2018.

Puntaje: 9 (nueve)

No hay comentarios

Dejar una respuesta