Por @PabloArahuete

Miguel Kohan busca con un documental poco convencional reconstruir a partir del relato que se nutre de distintas voces, la misteriosa identidad de Enrique Pichón-Riviere, psiquiatra, psicoanalista y psicólogo social, amado y odiado en las mismas proporciones dentro de los ámbitos académicos y que por haber trabajado durante décadas en Argentina, eso le significó la imposibilidad del reconocimiento mundial a la altura de Sigmund Freud.El francesito, un documental (im)posible sobre Enrique Pichón-Riviere: La palabra compartida 1

Si hay algo que permanece en la estructura y que marca el sentido de esta obra es la idea de relato, que corta con la necesidad de verdad en la mirada sobre los hechos y los testimonios. Tal vez fiel a parte de la filosofía que encolumnó el trabajo de Pichón-Riviere y sus investigaciones, que daban un lugar preponderante a la palabra del otro, más que a la del propio analista y sus interpretaciones.


Sin embargo, otro elemento que se cuelga en este viaje, por momentosEl francesito, un documental (im)posible sobre Enrique Pichón-Riviere: La palabra compartida 3 detectivesco, por otros con la idea de reforzar mitos, es el de la propia representación psicoanalítica con el diván y el testimonio en primera persona de uno de los hijos. A eso debe sumarse desde el lado de la teoría y la especialización a Alfredo Moffatt, Ana Quiroga y al cineasta Juan José Stagnaro, entre otras voces calificadas y allegados al psicólogo social.

Miguel Kohan consigue desde la impronta de lo mutable, en absoluta correspondencia con un busto de Pichón-Riviere en arcilla que luego se transformó en algo más sólido, habilitar todo tipo de lecturas sobre un transgresor de los sistemas y los saberes académicos, quien por azares del destino creció junto a la cultura guaraní en el chaco y se nutrió de toda una manera de ver el mundo que los libros no enseñan.

La virtud de El francesito… (2016) es la no clausura del espectador, no El francesito, un documental (im)posible sobre Enrique Pichón-Riviere: La palabra compartida 2emparentado con los trabajos de Pichón-Riviere o vinculados con el ámbito de la psicología, por el contrario se trata de un hombre que trasciende su época y con un pensamiento comprensible y polémico en cuanto al poder científico o médico que tantas veces reduce a las enfermedades o a los pacientes como números o letras de manuales.

El francesito, un documental (im)posible sobre Enrique Pichón-Riviere: La palabra compartida 7Título: El francesito, un documental (im)posible sobre Enrique Pichón-Riviere
Director: Miguel Kohan
Intérpretes: Ana Quiroga, Alfredo Moffatt, Joaquín Pichon Rivière, Juan José Stagnaro
Calificación: Apta para todo público
Género: Documental
Duración: 85 minutos
Origen: Argentina, Finlandia
Año de realización: 2016
Distribuidora: Independiente
Fecha de estreno: 28/07/2016

Puntaje 7 (siete)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here