Por Pablo Arahuete

En Los ausentes, debut en el largometraje como directora de Luciana Piantanida, la ausencia se percibe desde lo sensorial y lo visceral en un pueblo con muchas fantasmagorías incluidas. En esta entrevista exclusiva nos sumergimos de lleno en la atmósfera del desasosiego
que nos propone entre otras cosas esta ópera prima.Entrevista a Luciana Piantanida, directora de "Los Ausentes" 4

Pablo E. Arahuete:  -Ya desde el título y la pluralidad la ausencia se representa en un “los” ¿pueden existir duelos que no sean nostálgicos? 


Entrevista a Luciana Piantanida, directora de "Los Ausentes" 6Luciana Piantanida: – De algún modo tu pregunta fue un punto de partida para nosotros. No nos interesaba la dimensión nostálgica de la ausencia así que indagamos en otros aspectos del tema. Creo que muchas veces los duelos no son lugares pacíficos donde nos sentamos a esperar que se nos pase la pena sino que muchas veces son lugares más tensionados, que nos inquietan, que nos ponen en vilo, que nos interpelan.
¨Los Ausentes” intenta explorar esos estados en relación a la ausencia y después de la experiencia de hacerla. Creo que mi conclusión es que sí, claro que hay duelos que no son nostálgicos o por los menos creo que hay duelos que tienen por delante otras sensaciones antes que la nostalgia.

P.E.A: -¿Cuánta presencia de leyendas acerca de historias con fantasmas pesaron en vos a la hora de escribir un guión, que tengo entendido mutó de su primera versión hasta la final?

Luciana Piantanida: -Aunque parezca lo contrario, no muchas o no muchas más que las que conoce todo el mundo. Más que presencia de leyendas yo creo que la película supo capturar fantasmas de verdad y eso es lo que construye de algún modo su clima.
En principio, muchas de las locaciones donde filmamos son lugares centenarios, con paredes agrietadas por la humedad y atravesadas por el tiempo y sus batallas. Es muy fácil estar ahí, escuchando con atención el graznido de las palomas o los aullidos de los perros y creer en los fantasmas.
Trabajando en ese lugar, todos esos días, pensando en los ausentes todo el tiempo creo que nosotros hicimos una especie de invocación. Ahí estaban los fantasmas. Por suerte Federico Lastra los pudo capturar con la cámara, Abel Tortorellilos supo escuchar y grabar, mientras que los actores percibieron y expresaron sus presencias.

P.E.A: -La luz y su escasez, el sonido de atmósfera son dos elementos muy trabajados en tu película, contanos un poco cuál fue la búsqueda desde lo narrativo y lo estético. 

Luciana Piantanida: -Así como no nos interesaba la dimensión nostálgicaEntrevista a Luciana Piantanida, directora de "Los Ausentes" 1 que puede tener la ausencia, tampoco nos interesaba ahondar en el tema netamente desde lo argumental. Nos parecía que para ¨hablar” de la ausencia lo más importante era poder transmitir sensorialmente ese estado que viven los personajes. Y si bien cada uno de ellos tiene su historia individual, hay algo que los hermana: una especie de obsesión con su ausencia, una necesidad de hacer del momento del duelo, un momento de acción. Este modo de vivir el duelo los deja a todos bastante por fuera de lo que llamamos realidad objetiva, cada uno de ellos parece estar inmerso en su propio universo sin poder registrar nada del entorno ajeno a su ausencia. Este estado de corrimiento de la realidad o mejor dicho, esta realidad trastocada, vulnerada y extrañada es lo que intentamos transmitir con la propuesta de la puesta en escena. Intentamos que el espectador acceda al mundo de la película del mismo modo que los personajes están percibiendo la realidad al momento del relato. De esta primera gran decisión se desprenden las decisiones que rigen el diseño de la luz y del sonido.

P.E.A: -¿Qué aspectos del pueblo donde se rodó Los ausentes se empalmó con tu idea preconcebida desde el guión en cuanto a la premisa que el pueblo es un personaje en sí mismo? Entrevista a Luciana Piantanida, directora de "Los Ausentes" 2

Luciana Piantanida: -El guión era exigente en sus pretensiones sobre el pueblo. No sólo por la cantidad de locaciones sino por las necesidades que planteaba de cada una de ellas.  Lo esperable era que filmáramos en distintos pueblos y armáramos una especie de Tetris de pueblo ideal. Pasó lo que nunca pasa que es que encontramos el pueblo ideal, con todas las locaciones necesarias que requería la historia y que además respondían a la perfección a la descripción que había en el guión.  Además de eso, climáticamente el lugar funcionaba por montones de razones: por la textura de sus paredes, por el hecho de estar corroído por la humedad que avanza y no da tregua, por no estar intervenido por la modernidad y a la vez no querer ser pintoresco por su antigüedad, por el modo en que daba la luz en los atardeceres y por la iluminación de las calles con la que podíamos contar en las noches y finalmente y sobre todo porque ahí estaban los rostros de los otros personajes de la película y ahí nos recibieron con tanta calidez que casi parecía que nos estaban esperando.

P.E.A: -¿Cómo fue el trabajo con los actores y cuánto de tu experiencia como asistente de dirección volcaste en este  nuevo rol de directora?

Entrevista a Luciana Piantanida, directora de "Los Ausentes" 3Luciana Piantanida: -El trabajo fue arduo con los cuatro y fue fundamental el trabajo de mesa. Desmenuzamos con cada uno las acciones que proponía el guión, pensando en profundidad y en detalle qué pasaba con cada uno de ellos en cada momento y cuál era el arco dramático que recorrían. Pensamos también en lo que había de pesadilla en cada una de las historias y cómo eso se manifestaba en cada uno de ellos. Intenté en todo momento transmitirles imágenes más que ideas.
Después, cómo todo ese trabajo se traduce en un cuerpo que se emociona y conmueve es un trabajo que desconozco y cuyo mérito total es de los actores. Mi experiencia como asistente de dirección me dio, sobre todo, mucho tiempo en el set. El set es un lugar complejo, donde confluyen muchas voluntades y donde más de una vez las cosas no ocurren como uno lo tenía planeado. Saber lidiar con esa frustración y poder cambiar el rumbo a tiempo, estar atenta a las necesidades y sugerencias del equipo y los actores y poder coordinar todas esas voluntades (o intentarlo al menos!) son cosas que sigo aprendiendo pero que básicamente empecé a entender siendo asistente de dirección.

P.E.A: -¿Qué buscas en el espectador que se enfrente con la propuesta conceptual de tu opera prima? 

Luciana Piantanida: -Espero justamente que el espectador se encuentre con la película. Es decir, que pueda entrar en su universo sin prejuicios, que se deje capturar por su atmósfera y que viva la experiencia que la película propone. Espero, sobre todo, que ese encuentro no sea conceptual sino que sea lo más sensorial posible.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here