Por Pablo Arahuete

Othelo, Ulises, La Odisea y Penélope, son apenas referencias en esta ópera prima de Agustín Abda que hacen al contexto de la historia de la protagonista que da título al film. Sin embargo, el texto en primer lugar se contagia positivamente de ese espíritu de libertad en el que la avasallante Penélope, estudiante de universidad, de clase media, amiga de las fiestas y los enfiestes, se desenvuelve en el corto lapso de tiempo en que transcurre este relato. Si bien esa muestra de personalidad, una sensación de indestructibilidad ante la vida y un entorno relacionado con el ámbito estudiantil pero también con la hoguera de vanidades del mundillo artístico, prevalece, en realidad en su debut Agustín Abda ejecuta con precisión los hilos de una marioneta frágil, que oculta su soledad en la búsqueda constante de relaciones sexuales informales. La falta de prejuicios de Penélope son las mismas que las del director para construir un universo sensual, que permite llegar a la travesía de los cuerpos en otra odisea, sin minotauros, sin Ulises heroicos y muy cercana a lo cotidiano, a los tiempos del mensaje instantáneo y las relaciones descartables.

Funciones:


 

20 de Abril. a las 18:50hs

Village Caballito – Sala 7

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here