blanco negroDirección: Ardirley Queirós
Año:
2014
Género:
Documental
País: Brasil
Duración: 83 minutos
Horarios: http://www.cinemigrante.org/programacion2015/branco.html

 

 


 

Por Pablo E Arahuete

Comentario: La frontera entre la realidad y la ficción se diluye con sabor a distopía o por lo menos al retrato de las ruinas de personajes en ruinas, propuesta de este contundente opus del brasileño Adirley Queirós, El blanco afuera, el negro adentro. Tal vez un film político más que otra cosa, que no se apacigua frente a los códigos formales para dejar manifiesto un grito anti sistema de enorme fuerza y que no puede ocultar su desencanto frente a la realidad de aquellos mutilados por la brutalidad policíaca en los 80.

Mutilados, tanto física como espiritualmente, los personajes de esta rareza cinematográfica no se conectan entre sí más que desde el escenario post favela que habitan, y por el que transitan acompañados de su silla de ruedas o prótesis de piernas para reconocer en la carencia de ese miembro que ya no está, la sensación de lo que alguna vez estuvo. Y eso es quizás el pasado visto desde el presente apocalíptico y crudo, al que se le impone -aunque más no sea desde la ilusión- la rebeldía de la transgresión: un plan pergeñado desde la clandestinidad para recuperar un territorio perdido.

blanco negro 2
La música es un bálsamo para uno de los protagonistas, a quien una bala perdida le arrebató para siempre las chances de volver a caminar, así como deleitarse con la danza en bailes populares, añoranzas que se mezclan en el letargo de la noche y con su transmisión espontánea de radio en la que además de pasar discos de vinilo se improvisa desde bases rítmicas al mejor estilo hip hop caribeño.

Sin embargo, para enrarecer más aún y finalmente catapultar al film a la categoría inclasificable, un hombre proveniente del futuro explora ese mundo y se refugia en un contenedor que se sacude al ritmo del baile con luces que giran y recibe órdenes de un poder superior, la representación de ese Estado represivo, poderoso e invisible, que a pesar de Lula y sus intentos por reducir la brecha de los excluidos parece incorporar nuevos especímenes: los mutilados de siempre.

negro blano 3Sinopsis: Brasil, años ochenta: el blanco afuera, el negro adentro. Consigna brutalmente sencilla impartida por la fuerza policial del Distrito Federal al reprimir –palos, escudos y caballos mediante– los bailes organizados en los suburbios negros de Brasilia. Un Brasil distinto pero similar, hoy: un puñado de hombres dañados de por vida por la brutalidad policial de aquellos días (uno está en silla de ruedas por culpa de una bala, otro perdió una pierna luego de que la policía montada le pasase por encima) recuerdan las noches en las que sus vidas cambiaron a través de emisiones radiales clandestinas en la profundidad de la noche. Pero hay algo decididamente extraño en estas crónicas, una suerte de mezcla entre ficción y realidad difícil de desentrañar, y a medida que la película avanza esa rareza se transforma en una de las decisiones más arriesgadas de Adirley Queirós. Una película no tanto acerca de la reescritura demagógica del pasado sino más bien sobre la exageración como acto combativo, Branco sai preto fica parte al medio el panorama del cine político contemporáneo con un aire controversialmente renovador.

 

 

 

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta