Por Sergio Dobosz

La ganadora del Oscar a Mejor Película de habla no extranjera correspondiente a 2002 -derrotó en la terna a El hijo de la novia (2002) de Campanella, entre otras- toca un tema espinoso, reciente y con una gran cuota de humor. Una notable película pese a su creciente pesimismo…

El director Danis Tanovic nos ofrece por medio de su film una mirada audaz e inteligente de la acción ocurrida en la ex- Yugoslavia. Utilizando elementos propiamente satíricos introduce un puñal en la contienda, involucrando no sólo a serbios y bosnios sino también a la intervención de las fuerzas de paz que actuaron por aquellos lares. La visión que nos muestra es por demás interesante y reflexiva, no pudiendo evitar teñirse de un cierto pesimismo si bien avanza el film.


Tres hombres -dos bosnios y un serbio- se encuentran atrapados en una trinchera que no pertenece a ninguno de los dos bandos, y en la que los roles se irán cambiando continuamente (según quién sea el poseedor del arma) desarrollándose una parábola sobre la ley del más fuerte. En principio, el espectador podría llegar a pensar en el florecimiento de una amistad entre las tres personas, que al fin y al cabo vienen marcadas por una mera situación geográfica a un lado u otro de la frontera.

Pero todas esas esperanzas de coexistencia se diluyen merced a una tragedia personal con la aparición de los cascos azules y la mirada sensacionalista de la prensa televisiva. Ante el interés internacional en la aparente búsqueda de la paz, el mismo se va transformando en una fachada para acallar la presión popular y la conciencia de los países más poderosos.

Es ahí donde el film funciona en su plenitud: en la exposición de la burocracia de las fuerzas internacionales que manipulan el sentido del conflicto, y en la visión de la prensa, sobre la cual hace manifiesta su falta de escrúpulos, pero por otra parte trata de manifestar su importante labor como presión popular ante los conflictos que abundan en nuestro planeta.

El último día toca un tema espinoso, reciente y con una gran cuota de humor. Posee situaciones bastante curiosas y de por sí ingeniosas, y lo más llamativo es que se remita de manera exclusiva a examinar sobre todo lo que hace a la condición humana, en lugar de exigir la elaboración de juicio de valor alguno acerca de las razones de la contienda.

El último día: La acidez de la guerra 2Título: El último día
Título original: No Man’s Land
Dirección: Danis Tanovic
Intérpretes: Branko Djuric, Rene Bitorajac, Filip Sovagovic, Katrin Cartlidge
Calificación: Apta para mayores de 16 años
Género: Bélica, Comedia, Drama
Duración: 98 minutos
Origen: Bélgica, Bosnia y Herzegovina, Eslovenia, Francia, Italia, Reino Unido
Año de realización: 2002
Distribuidora: Alfa Films
Fecha de estreno: 25/07/2002

Puntaje 8 (ocho)

1 COMENTARIO

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here