Paura Flics es una productora de cine independiente platense que hace varios años viene filmando sin parar películas de horror. Con Habitaciones para turistas, realizada por los hermanos García Bogliano, film que cosechó varios premios, lograron una distribución internacional que les abrió las puertas para dar a conocer en otras latitudes un cine de terror hecho en Argentina. Tras ese largo camino de trabajo, la posibilidad de estrenar comercialmente su última película Sudor frío (ver crítica) en el próximo mes de febrero se terminó concretando a partir de la alianza con Pampa films. Hernán Moyano, artífice de este emprendimiento, nos otorgó esta entrevista en la que nos anticipa lo que sin duda será uno de los estrenos más importantes de la historia del cine de terror argentino…

Pablo E. Arahuete: -Me imagino que como productora independiente con varios títulos en su haber, Paura Flics siempre había soñado con pegar el gran salto y unirse con otra productora de mayor proyección a nivel comercial?

Hernán Moyano: -Nuestra intención siempre fue poder ganar rodaje y poder demostrar que se podían producir historias relacionadas con el género de terror que tuvieran una impronta propia, local, más allá de que lo hiciéramos desde la total independencia. La intención también siempre fue poder hacer que a nuestras películas las viera la mayor cantidad de gente posible y no quedar destinadas al público que podía verla en algún festival o a los seguidores del género solamente. Por esto, la oportunidad de llevar adelante un proyecto conjunto con una productora del calibre de Pampa Films llegó en el momento justo y creo que esa alianza fue provechosa para ambos lados.


P.E.A: ¿Cómo nace este acercamiento con Pampa films? ¿Quién fue a buscar a quién y dio el primer paso?

Hernán Moyano: -Nosotros habíamos tratado de entrar en contacto con la productora, sabiendo que ellos estaban produciendo películas de género y que la idea era continuar por esa línea. En un principio, no llegamos a concretar el contacto, pero al tiempo, se acercó Juan Pablo Buscarini con la intención de reunirnos y evaluar la posibilidad de llevar adelante un proyecto en conjunto. Teníamos el guión de Sudor Frio listo porque teníamos la firme intención de producirlo de manera independiente con un presupuesto muy chico. Juan Pablo y Pablo Bossi leyeron el guión y desde el primer momento quedaron muy contentos con la idea de llevarla a cabo. A partir de ahí, todo se dio muy rápido. Pampa hizo la presentación al INCAA y a los pocos meses estábamos planeando el maratónico rodaje, que se realizó íntegramente en la ciudad de La Plata.

P.E.A: ¿Por qué es tan difícil hoy hacer cine de género en un país como éste donde la audiencia ya está acostumbrada a este tipo de propuestas?

Hernán Moyano: -Yo creo que tiene que ver con una bajada de línea que viene del norte y que dice que los americanos son los encargados de entretener; Europa tiene que producir cine arte y que nosotros tenemos que producir cine más comprometido. Me parece que esa máxima, que se cae rápidamente, está avalada por algunos productores nacionales que tienen un miedo muy grande a tratar nuevas temáticas y géneros que han sido poco transitados en nuestra cinematografía. Por otro lado, el público nacional está ávido de consumir cine de género y esto se demuestra todas las semanas cuando uno ve las taquillas que siempre están lideradas por películas de horror venidas de todas las latitudes. Muchos de los directores de nuestra generación nacieron viendo ciclos como ?Sábado de súper acción? o ?Cine fantástico? y por ende se han nutrido de muchos de los clásicos del cine de horror y afines. Creo también que hay mucho pudor al reconocer como influencias este tipo de cine. Ojalá, a partir de esta alianza entre nuestra productora y Pampa, muchos productores comiencen a confiar en los grupos jóvenes que vienen produciendo y profesionalizándose hace mucho tiempo dentro del cine ultraindependiente y que han probado que hay muchas temáticas locales que están emparentadas con el cine fantástico o de horror.

P.E.A.: – ¿Qué apoyo reciben del INCAA?

Hernán Moyano: – Sudor Frio fue la primera película para la cual tuvimos apoyo del Instituto de Cine. Hace un tiempo habíamos presentado otro proyecto que finalmente terminó saliendo a la vez que el de Sudor? Se trata de Penumbra, la película que rodamos automáticamente después del rodaje de Sudor Frio y que esperemos a mitad de año poder estrenarla en salas.

P.E.A: ¿Qué posibilidades se les abrieron a partir de la presencia de Pampa films en materia presupuesto y exhibición a nivel masivo?

Hernán Moyano: -Estar asociados con una productora como Pampa Films nos dio en principio la posibilidad de tener un respaldo interesante a la hora de la presentación en el INCAA. Con respecto al presupuesto, la película es de un presupuesto medio, por lo que a la hora de trasladar nuestra estructura de producción a un nivel industrial terminamos rodando la película de una manera muy similar a lo que habían sido nuestras anteriores películas por fuera de la industria, pero obviamente con equipos con los cuales no habíamos podido trabajar hasta el momento. A nivel distribución, tuvimos la suerte de que Pampa tiene muy buenas relaciones con la gente de Disney y que además ellos hayan visto en Sudor Frio una película con posibilidades comerciales concretas a la hora de aceptar distribuirla y de la manera en la que lo harán. También tuvimos la suerte de que se haya asociado Telefe para el lanzamiento.

P.E.A: -Para quienes ya hemos tenido algún contacto con otras películas de los hermanos Bogliano como Habitaciones para turistas… ¿con qué nos vamos a encontrar en Sudor frio?

Hernán Moyano: –Creo que cuando estábamos escribiendo el guión con Adrián y Ramiro García Bogliano, nos imaginábamos una película y el resultado final está muy cercano a esa película que habiamos imaginado. Queríamos que Sudor Frio fuera ante todo una película que trabajara como una montaña rusa y que, una vez que la trama estuviera presentada, no diera respiro al espectador. También queríamos que sea una película brutal con arranques bien duros y que escapara a ciertas convenciones del género. Creo que aquel que haya visto alguna de nuestras películas anteriores reconocerá elementos comunes en nuestra filmografía, pero también se encontrará con cosas nuevas. Con recursos que no habíamos podido explorar al máximo y que esta vez trabajamos más conscientemente.

P.E.A: -Por lo que se pudo ver en un teaser en calidad de adelanto se observa una propuesta estética distinta a las anteriores. ¿Cuáles fueron los aspectos en el tratamiento de la imagen en los que se trabajó durante el rodaje y luego en la postproducción?

Hernán Moyano: -Trabajamos con nuestro director de fotografía Ernesto Herrera desde la génesis del proyecto. Ernesto es un profesional increíble con muchísima experiencia en cine y sobre todo en el uso de la cámara Red One. Queríamos escapar al tipo de fotografía que a veces vemos en muchas películas modernas, donde se ve todo. Pareciera que en el cine de horror moderno ya no hay sombras o rincones oscuros. Nosotros queríamos lograr una estética más cercana a las películas de los años 70. Además, teníamos la idea de rodar el clímax de la película con la cámara Phantom, que filma a 1000 cuadros por segundo y que nos aseguraba una cámara lenta perfecta, la cual no había sido utilizada en nuestra cinematografía. También, tuvimos la suerte de trabajar con grandes profesionales en lo que respecta a VFX (N de R: efectos visuales) y corrección de color, quienes terminaron de darle el toque final a la estética de la película. Creo que los espectadores de Sudor Frio se van a sorprender cuando vean la película en un cine.

P.E.A: -En la conferencia de prensa se anticipó que se trataría de un film de horror bastante salvaje de acuerdo a las palabras textuales del director Adrián García Bogliano. ¿Qué se puede anticipar al respecto más allá del festival de torturas y sangre que sin dudas habrá a gran escala?

Hernán Moyano: -Creo que la gente se sorprenderá porque la película más allá de tener escenas realmente muy fuertes, también está apoyada en grandes actuaciones y en un guión muy trabajado. Creo que los fanáticos del cine de horror saldrán muy felices, pero aquellos que no sean habituales del género, se llevarán una grata sorpresa y ojalá se queden con la película dando vueltas en su cabeza.

P.E.A: -Además de cumplir con los códigos y convenciones del género. ¿Qué rasgos particulares tiene Sudor frio que la puedan definir como una película de terror argentina más allá de haber sido enteramente rodada en la ciudad de La Plata?

Hernán Moyano: Nosotros siempre tuvimos la firme convicción de que nuestras películas tenían que estar ambientadas en nuestro país e incorporar temáticas propias. Una buena película de terror tiene que funcionar como un vehículo para tocar temas que los otros géneros a veces no pueden incorporar a sus tramas. También, creemos que una buena película de terror tiene que quedarse dando vueltas en tu cabeza y hacerte reflexionar. Sudor Frio está ambientada en la ciudad de La Plata, lugar donde muchos de los temas que trata la película, se vivieron muy de cerca. También incorpora realidades muy contemporáneas que el público al que está destinada la película reconocerá rápidamente, ya que le son familiares.

P.E.A: -Tras la repercusión en el festival de cine mórbido en México con muy elogiosas críticas. ¿Se siente de otra forma la adrenalina que significa un estreno masivo en Argentina a partir del mes de febrero?

Hernán Moyano: -La verdad es que resulta extraño porque estamos a pocos días de la premiere de la película y del estreno en todo el país, quizás por no haber vivido nunca un estreno comercial en nuestro país, aun no sentimos los nervios propios de tal acontecimiento. Seguramente cuando comience la campaña de lanzamiento y empecemos a ver los posters de la película, los trailers en televisión y demás, comenzarán los nervios. Por ahora, lo vivimos muy tranquilos y con muchas ganas de que la película finalmente sea vista por el público que será quien finalmente dé su veredicto. El pre-estreno en México sirvió como para poder testear la película ante fans del género y críticos. Por suerte el test salió muy bien, ya que la película fue muy bien recibida y obtuvo elogiosas críticas de medios mexicanos y algunos medios americanos que tuvieron corresponsales participando del festival Mórbido, lugar elegido para el pre-estreno.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here