Cuando se trata de una propuesta con el sello Duprat-Cohn inmediatamente se especula sobre experimentación en un estilo. Pero si además se suma la idea de abordar sin caer en didactismos en la figura del arquitecto suizo Le Corbusier la vara sube unos peldaños y las expectativas aumentan. Algo así habrá sentido la video artista Graciela Taquini al ser convocada por los hermanos Duprat y Cohn para dirigir La obra secreta, protagonizada por Daniel Hendler. Ése fue el pretexto para esta entrevista y el resultado está a la vista. No se lo pueden perder, y mucho menos la película.
Pablo Ernesto Arahuete : -Dado tus orígenes en el campo del video arte, ¿qué terrenos te propusiste explorar en el campo cinematográfico propiamente dicho y de la ficción?
Graciela Taquini: -Para mi fue un dasafío pero Cohn-Duprat me garantizaron mi trabajo en una producción profesional con un equipo importante. La idea original de un nuevo formato para analizar una obra de arte me fascinó, obviar el tradicional documental con reportajes a expertos, con las convenciones solemnes e intelectuales y deslizar la información en una historia individual me pareció interesantísima, de eso se trata de experimentar y para eso me llamaron. Trabajé en un ida y vuelta con el guion durante  cinco meses, se realizó en cuatro semanas y más de ocho meses de postproducción. Yo fui guía de museo y me sentí identificada enalgunas cosas, intenté romper con la idea de frustración y valorar el hecho de que el guía y protagonista Elio Montes es un apasionado que hace las cosas bien. Hendler le otorgó unos matices increíbles, una cuota de locura y obsesión, resulta para mí un personaje entrañable. Todo el mundo de Le Corbusier fue discutido con Gastón Duprat, que había estudiado arquitectura en La Plata, yo también fui docente en La plata. La película tiene muchos guiños. Muchas capas. Su recorrido por La Plata tuvo un tratamiento que consistía en romper con el espacio realista, hay ideas también de Jerónimo Carranza, que sostuvo toda la parte técnica y organizativa. 
Entrevista a Graciela Taquini: Esta película es un Bonus Free de la vida. 4
P.E.A.:-¿Cómo fue el trabajo con los Duprat y Cohn, pero particularmente con Andrés, encargado del guión?
Graciela Taquini: -Fue fantástico, Andrés eligió los textos de LC (N de E: Le Corbusier)y finamente con el aporte de Hendler todos decidimos que ese fantasma sólo hablara por sus textos. Me interesó la clase con diapositivas, es impresionante cuantos tipo de imágenes hay, la filmación de las visitas, la foto fija de Mario Chierico que es una especie de relato omnisciente,  las diapos, las fotos que saca LC. Y la posibilidad de crear un espacio diferente en la parte de LC.
P.E.A.: -Sería injusto para la propuesta enmarcarla en una clase de didactismo, propio de un estilo documental, pero también no encontrar indicios de ideas de divulgación artística con el pretexto de Daniel Hendler como anfitrión de lujo. ¿Considerás que este híbrido novedoso puede funcionar como plataforma para indagar problemáticas culturales, sin caer en las cabezas parlantes o eruditas que explican todo?
Entrevista a Graciela Taquini: Esta película es un Bonus Free de la vida. 2
Graciela Taquini: -Sí creo que es la primera vez que eso se da en el cine argentino por lo menos, una docucomedia, súper divertida, irónica con la típica irionía Cohn Duprat, inteligente. Aspiro que sea una película de culto y un hito en la historiografía del arte en la Argentina, mucho no¿¿¿ Ja ja
P.E.A.: -¿Podría decirse que La obra secreta es un film sobre la mirada y quién mira para romper con el aura de la obra de arte?
Graciela Taquini: –Porqué romper, el aura brilla, lo bueno brilla como decían los griegos, Patrimonio de la humanidad difundido por el cine y no por folletos o libros en anaqueles. Lo que se rompe es la solemnidad, lo culturoso, la qualité por sí misma. Divulgación pura, diversión, una fábula sobre la pasión y las relaciones con nuestros referentes artísticos.
Entrevista a Graciela Taquini: Esta película es un Bonus Free de la vida. 3
P.E.A.:-Tengo entendido que fuiste guía de museo ¿cuánto de tu experiencia se identifica con el personaje interpretado por Daniel Hendler? 
Graciela Taquini: –Ahora recién relaciono eso, no cuando se filmó. Pero en general mis películas tratan de seres atrapados que quieren salir y si bien es una película de encargo, no un film de autor, sino un film coral,  milagrosamente aparece un leit motiv de mi corpus de obra.
P.E.A. :-¿Qué te inspiró la figura del arquitecto suizo Le Corbusier y qué La casa Curuchet?
Graciela Taquini: -Me parece un referente de la utopía y la modernidad, un creativo que fue pintor, escultor, fotógrafo. pensador y un busca que fue por el mundo para conseguir encargos.
Un humanista.
Una figura paterna para muchos arquitectos
Un moderno
La casa es una joya que demostró ser bastante invivible, y que la película revisita para la historiografía del arte y la historia del cine argentino y del cine sobre arte el término flaneur, el visitante errático de las ciudades del siglo XIX, un viaje de ida y vuelta por la vida de un protagonista que parece fracasado pero que no lo es porque hace lo que le gusta y lo hace bien. Viaje objetivo y subjetivo, de distintas formas de ver, de representar, de escuchar.
había muchas cosas en el guión, pero las retrabajamos, hubo muchos ensayos y se descartaron cosas, se fue entramando con la idea básica del docu comedia y los tres ejes.
P.E.A.: -¿Cuál fue su legado?
Graciela Taquini: –El legado de LC es la ciudad moderna es un caos, pero un hermoso caos.
yo soy tan utópica como él en ese sentido.
P.E.A. :-¿Te considerás autora de tus obras?
Graciela Taquini: –No de ésta, me siento parte con una serie de creativos maravillosos que conozco hace años, con los que he colaborado en varios de sus proyectos y que me ayudaron a mi muchísimo. Con un guionista genial y con un equipo que adoré. Qué mas puedo pedir a los setenta y seis años? Hice mi primera obra en 1988, hace treinta años. Esta película es un bonus free de la vida.

 

 


No hay comentarios

Dejar una respuesta