Por Pablo Arahuete

En su segundo opus, Aireel director Arturo Castro Godoy (foto de portada junto a Jésica Suarez) construye el caótico y dramático derrotero de una madre soltera atravesada por una serie de contratiempos que no le permiten llegar para atender a su hijo tras enterarse que el niño tuvo un accidente en el colegio. La asfixia de una metrópolis y la provocada por el asma forma parte de uno de los elementos utilizados para generar empatía con el espectador, sin dejar de mencionar una descollante actuación de Julieta Zylberberg y la dirección prolija y con mucho criterio del director Arturo Castro Godoy. De eso y de otras cosas relacionadas a su película hablamos en esta entrevista.

Con la situación  preocupante en la que se encuentra el INCAA, creo que lo más importante ahora es pensar en cómo volver a hacer que se cumpla la ley de cine

 

Pablo E. Arahuete:.- ¿Cuál fue el disparador principal para el guión de Aire más allá de que vos también sufriste de episodios de asma?


Arturo Castro Godoy:.- He tenido experiencias parecidas a la de Lucía en cuanto a accidentes de mis hijos y la sensación angustiante de no saber exactamente cómo están, y no estar con ellos. En mi caso, se resolvieron mucho más rápidamente y terminaron siendo muchísimo menos graves que lo que ocurre en la película, pero siempre me quedó la idea de poder articular una historia con este punto de partida, que transcurriera en un período de tiempo muy breve para el personaje principal, y que se fuera desarrollando como un crescendo de tensión continua desde el comienzo hasta el final.

P.E.A:.- ¿Qué fue lo más difícil a la hora de generar y sostener el increscendo dramático en el corto lapso en que se desarrolla la historia?

Arturo Castro Godoy:– Para generar esa continuidad de tensión en aumento sobre la que descansa la película, prestamos una atención especial, además de al trabajo actoral, a la banda sonora. La manera en la que escuchamos a Lucía y lo que tiene alrededor a lo largo de la película termina siendo la clave para que el espectador se identifique con ella y se implique emocionalmente en su recorrido, por lo que el trabajo con el sonido fue complejo de armar, y termina siendo fundamental.

Aire: La burocracia que asfixia. 4

P.E.A.:- ¿Cómo fue el trabajo con Julieta Zylberberg y cuánto aportó ella desde su doble rol de actriz y madre?

Arturo Castro Godoy:- El trabajo de Julieta es impresionante porque logra llevar la película enteramente sobre sus hombros, y va llevando al espectador a experimentar los diferentes estados emocionales que atraviesa Lucía de una manera directa y automática. Trabajamos mucho sobre el guión para ir encontrando los momentos claves en los cuales el personaje desarrolla su transformación, y en cómo ir haciendo el trayecto paulatino de un momento a otro. El hecho de que sea madre en su vida cotidiana creo que debe haberle aportado un lugar enorme del cual nutrirse a la hora de encontrar lo que Lucía está sintiendo y pensando a lo largo de toda la película, y por ende encontrar la mejor manera de expresarlo.

Arturo Castro Godoy: 2

P.E.A:- ¿Considerás que el contraste entre el aire y la asfixia solamente es tangible en espacios urbanos?

Arturo Castro Godoy:– Tanto en el sentido metafórico como en el sentido físico, creo que podemos sentir que tenemos todo el aire del mundo, o que no podemos respirar, en pleno micro-centro de la metrópolis más poblada o en la cima de una montaña. Si bien el contexto influye siempre, creo que la manera de asimilar ese contexto es lo que finalmente termina determinando qué tan asfixiados nos sentimos, en todos los sentidos de la palabra.

Aire: La burocracia que asfixia. 1

P.E.A:- ¿Qué tuviste en cuenta a la hora de filmar en exteriores y en el armado de las escenas en espacios abiertos?

Arturo Castro Godoy:- La cantidad de exteriores que tiene la película fue un desafío importante a la hora de pensar la logística durante el rodaje. Muchas de las escenas están filmadas en lugares céntricos y fuertemente transitados de Santa Fe, y el equipo tuvo que hacer un esfuerzo especial para adaptarse a las condiciones de cada lugar, sabiendo de antemano que la película se iba a ver beneficiada con la selección que habíamos hecho. El trabajo para esas escenas apuntó específicamente a intentar generar una dinámica de rodaje que nos permitiera conseguir lo que estábamos buscando en el poco tiempo que teníamos a disposición, y conviviendo con las complicaciones específicas de cada lugar.

P.E.A:- ¿Cuál sería para vos la mejor manera de promocionar películas como la tuya y que creés que le falta al INCAA para acompañar al cine argentino desde el punto de vista de los tres pilares de la industria: producción, distribución y exhibición?

Arturo Castro Godoy:– Creo que en cada una de las áreas podemos hacer un listado minucioso de cuestiones sobre las que hay que trabajar. Actualizar el costo medio y agilizar el acceso a financiación, mejorar la cuota de pantalla y hacer que se cumpla, generar espacios de exhibición nuevos y trabajar en políticas públicas que faciliten el acceso del cine nacional a los que ya existen, y muchísimas otras. Sin embargo, con el panorama actual del INCAA y el resto de los organismos culturales nacionales, y el hecho de que ya no podamos hablar de Ministerio de Cultura y tengamos que hablar de Secretaría es un símbolo de esto, creo que lo principal es reflexionar sobre el papel que queremos para la cultura y el arte en nuestra sociedad, e intentar generar desde nuestro lugar de ciudadanos el contexto propicio para que las políticas culturales vuelvan a estar al servicio de los ciudadanos, y no al servicio del mercado. Con la situación tremendamente preocupante en la que se encuentra el INCAA, creo que lo más importante ahora es pensar en cómo volver a hacer que se cumpla la ley de cine en primer lugar, y recién ahí podemos comenzar a pensar en cómo seguir mejorándola.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here